jueves, 16 de febrero de 2017

BATMAN, OSCURAS LEALTADES

Siete euros bien invertidos en un cómic de Batman al que Howard Chaykin le saca el máximo partido en el guión y el dibujo, poniendo al Hombre Murciélago de Gotham en uno de esos relatos de mundo alternativo en el que vemos a Bruce Wayne antes de la Segunda Guerra Mundial, inteactuando con Adolf Hitler y otras figuras del nazismo en una curiosa ucronía donde también tiene un papel destacado Catwoman. Chaykin saca a pasear nuevamente el morbo en la clave erótico-festiva de su guión, con una Catwoman que es una mujer fatal de sórdido pasado sexual y un retrato de la inclinación de la política estadounidense hacia la derecha radical a modo de una especie de Ku Klux Klan con esvásticas que propone un giro curioso a todo el asunto.