jueves, 27 de octubre de 2016

ROGUE TROOPER Y 2.000 A.D.

Ciencia ficción de primera en viñetas. Rogue Trooper. Personaje capaz de hacerte adicto al género en tiempo récord. Una creación de Gerry Finley-Day y Dave Gibbons.
Además este número me despierta la nostalgia por ver comics de grapa en los quioscos, hoy totalmente desaparecidos.
Y trae complemento de la Juez Anderson y la Psi-Division de los cómics del Juez Dredd, otro personaje esencial de esta revista británica cuyas propuestas de ciencia ficción son un saludable cambio de aires para los cómics del género respecto a la oferta estadounidense.
Los dos personajes, Rogue Trooper y Juez Anderson, me llevan a plantearme por enésima vez qué demonios hace el cine dejando pasar la oportunidad de sacarle jugo a estos personajes, ahora que las franquicias son la moda comercial de referencia en la pantalla grande.
Ante tanta memez como nos propone Hollywood, ante tanta repetición. Ante tanto juguete convertido en personaje para ficciones cinematográficas artificiales, y algunas incluso contra natura, es significativo que sean tan miopes frente a otras fuentes de inspiración que podrían ser mucho más rentables y propicias a convertirse en serie o largometraje.
Será cuestión de cruzar los dedos para que algún gran estudio a la caza de nuevas franquicias que no tenga Disney en su poder decida apuntarse a la ola de éxito de Star Wars en un terreno de la ciencia ficción donde podría encontrar argumentos sugerentes y una nueva mitología que explotar a placer, porque en las páginas de 2000 A.D. hay muchos mundos por descubrir. 
Si alguien se tropieza con un cómic de 2000 A.D. le recomiendo que lo compre. Merece la pena siempre.

No hay comentarios: