domingo, 23 de octubre de 2016

CONAN GLADIADOR Y SITIADOR DE CIUDADES


Un buen tomo a ocho euros para completar un arco curioso del personaje creado por Robert E. Howard y trasladado a los comics en esta ocasión merced a los guiones de Charles Dixon, los lápices de Gary Kwapisz y la tinta de Ernie Chan. Este volumen 55 editado en la edición del personaje que está sacando Planeta incluye tres historias, Circo de sangre, La sombra del buitre y El sitiador de ciudades, correspondientes a los números 146, 147 y 148 de la colección La espada salvaje de Conan el bárbaro, que completan un curioso arco con el cimerio ejerciendo como gladiador en Nemedia y progresando desde las matanzas en el circo hasta la jefatura del ejército del lugar, que le llevará a convertirse en líder militar en una campaña de conquistas contra los reinos vecinos. 
 
Es un arco que se distingue por la ausencia de elementos monstruosos y sobrenaturales y marcada por un tono más propio del género de aventuras en la antigüedad imaginaria -pero inspirada por la historia del pasado de nuestra civilización- que creara Robert E. Howard para su Era Hiboria. El resultado viene a ser algo así como "Conan en una de romanos", en plan Gladiator, pero con todo el despliegue de recursos propio de las peripecias del icónico personaje del género de espada y brujería, que aquí es sobre todo espada sin brujería.
 
Mi opinión es que el tomo sale ganando con esa ausencia de brujos y monstruos y esa zambullida en el género de aventuras más puro. 
La dosificación de lo fantástico en las historias de Conan es algo que Robert E. Howard aplicaba con excelentes resultados a sus relatos originales sobre el personaje pero muchos de los continuadores de sus historias no tuvieron en consideración, lanzándose al abuso y el exceso de lo fantástico y rompiendo el esencial equilibrio entre la parte de Espada y la parte de Brujería de los relatos originales de Howard. 
Por eso siempre me ha parecido que en el traslado al cómic las mejores historias son siempre las que nos dan más ración del bárbaro en clave de Espada dosificando cuidadosamente, como hiciera el propio Howard, la parte de Brujería para que sea complemento, y no protagonista, de la trama principal. 
Y de ahí que este tomo me parezca una buena oportunidad para disfrutar de una etapa interesante y muy divertida en el periplo de Conan por las viñetas. 
 

No hay comentarios: