lunes, 18 de abril de 2016

X-MEN: LA EXTRAORDINARIA PATRULLA X

 Si tuviera que elegir un cómic que me haya convencido más de todos los que en Marvel están regresando después de las últimas Secret Wars sería la colección de los mutantes, los X-Men, que en España se edita con el título de La extraordinaria Patrulla X. 
Creo que es la única colección que ha conseguido regresar con fuerza e interés después del rompe y rasga del Universo Marvel que han sido las Secret Wars, con su final para mí fallido, pero que en su planteamiento inicial prometían tanto. 
Terminado ese evento, que me ha recordado aquello que decían en El gatopardo (Hace falta que algo cambie para que todo siga igual), los mutantes son los que mejor parados han salido del asunto. 
Los cuatro primeros números del primer arco argumetnal se desarrollan con un buen equilibrio entre la presentación -o mejor, el reencuentro- de personajes clásicos y básicos de la colección con una épica pelea con demonios que sirve como cemento a la nueva formación de X-Men. La extinción de los mutantes, el tema de las nieblas terrígenas, los Inhumanos, el reencuentro con un Logan ligeramente distinto que además promueve una interesante subtrama con la rejuvenecida Jean Grey -él más viejo, viniendo de un futuro paralelo, condenado a ser el asesino de sus compañeros, ella más joven, viniendo de un pasado alternativo, condenada a convertirse en Fénix... ¿o quizá no?-, la nueva función de Tormenta ocupando el rol del Profesor X... funcionan bien, en el espíritu de aventura de grupo que siempre ha sido mejor en los Mutantes que en los Vengadores en las viñetas Marvel, en parte por el trabajo que hiciera Chris Claremont con los personajes, cuyo tono está homenajeado también en este regreso.
 
Incluso el cambio a Cerebra, que fácilmente podría haber sido otra moñez de imposición de la correción política de las que son tan habituales y molestas últimamente en las viñetas Marvel, funciona. 
Buenas perspectivas en el horizonte para los X-Men en las viñetas. Espero que no lo jodan. De momento en el número 4 ya han hecho algo que me fastidia: nunca mates a un personaje que no quieres matar. A ver cómo salen de ese huerto. 
 

No hay comentarios: