lunes, 18 de abril de 2016

DOCTOR EXTRAÑO: VIÑETAS VS. CINE

Las nuevas peripecias del Doctor Extraño que se editan en España me producen la impresión de que, nuevamente, las viñetas están por delante de sus equivalentes o intentos de emulación cinematográfica, especialmente después de ver hace unos días el avance visual de la próxima película de este personaje. 
El caso es que en las viñetas de este cómic he encontrado más imaginación disparatada y en ebullición que previsiblemente va a darnos gratas sorpresas en próximos números. No creo que la primera película del personaje pueda recorrer ese mismo camino porque la industria del cine comercial americano no es precisamente adicta a correr estos riesgos. Por contra en este cómic he advertido ciertos elementos que me han recordado el tono de hibridación de terror y aventuras fantásticas que me recuerda a los cómics de la serie Hellboy. 
Todo puede suceder en la mansión-laberinto-casa del terror de Stephen Strange, el nigromante más cósmico y enrrollado de las viñetas Marvel. Abrir la puerta de una nevera es toda una aventura. Y el tonillo de humor autoparódico de los personajes, la capacidad del cómic para reírse de sí mismo y de sus absurdos, creo que le sienta bien a esta entrega y a este reencuentro con el Doctor Extraño en los comics. 
Esa característica de exploración de nuevas posibilidades y paisajes para el personaje no creo que puedan permitírsela en el cine. 
 

No hay comentarios: