sábado, 16 de abril de 2016

ADIÓS SABATA: EL PISTOLERO QUE MATA HASTA CON LOS PIES


Más floja que las dos películas de Sabata protagonizadas por Lee Van Cleef, Oro sangriento y Texas 1870, ésta otra con Yul Brynner dirigida en 1970 por Gianfranco Parolini con el seudónimo de Frank Kramer para la explotación internacional, lo fía todo en el protagonismo del líder de Los siete magníficos y se echa a dormir en un guión con altibajos pronunciados y flojeras de ritmo derivadas del poco carisma de los antagonistas y el aire como cansino que tiene el protagonista en casi todos los planos. 

Además le han buscado un colega que parece localizado a propósito para que imite a Roger Moore, muy de moda en aquel momento por sus trabajos como 007. El papel de Blondito tiene toda la pinta de haber sido escrito para Moore, aunque finalmente se lo dieran al norteamericano Dean Reed, que posiblemente hizo su mejor trabajo escribiendo, dirigiendo e interpretando una biografía de Víctor Jara en la película para televisión El cantor, de 1978. 
 

            Adiós Sabata tiene cierto tono de vagancia un guión que se limita a encadenar escenas de acción sin desarrollar los personajes. Se abraza al argumento de la misión de comando para robar el oro de los austríacos en el Méjico de Maximiliano y la revolución, y con eso pone a sus personajes a participar en tiroteos, persecuciones y peleas a mamporros. No obstante mantiene algunas claves que eran habituales en la saga del pistolero Sabata, principalmente personajes secundarios disparatados pero curiosos y armas con carisma. En el primer caso tenemos al caricaturesco Escudo interpretado por Ignazio Spalla... 
 
Le acompañan sus inseparables sicarios: Septiembre, lanzador de canicas letales con los pies... 
 
 ... y el Gitano, que además de sus proezas acrobáticas saltando de un lado a otro se ocupa de marcarle el ritmo en las ejecuciones con el taconeo de lo que llama el Flamenco de la Muerte. 
 

            Pura caricatura estos tres. De hecho, son el alma de la fiesta. El tipo de pícaros que además de las armas curiosas adornaban y le daban algo más de ritmo a las peripecias de Sabata.

            Es curioso, en esta película matan hasta con los pies. Para el que dude, ahí dejo un par de vídeos.
video
video


                       

No hay comentarios: