domingo, 6 de diciembre de 2015

THE FLASH Y ARROW: CROSSOVER

 
Ayer por la noche estuve viendo el crossover entre las series The Flash y Arrow y me pareció más flojo de lo previsto. 
Es mejor que el crossover de la temporada anterior. 
Es mejor que cualquier episodio de Arrow. 
Pero en algunos momentos es más flojo que algunos episodios de The Flash.
Dicho sea de paso, The Flash es mejor que Arrow. 
Volviendo al crossover, a pesar de ser el primer paso para la presentación de la nueva serie Legends of Tomorrow y de ser la incorporación de Hawkman y Hawkgirl a la galería de personajes de la multifranquicia televisiva, me parece inferior en el tono a la media que tienen los capítulos de The Flash, que son lo más parecido a los comics de la DC que he visto en audiovisual, del mismo modo que la serie de Daredevil de Netflix es lo más parecido al original de viñetas de la Marvel que he visto en el audiovisual en años. 
Cada una en su línea y en la línea de la editorial a la que pertenecen. 
¿Y por qué es más floja? 
Fácil: porque en lugar de coger como referente para diálogos e historia a la serie The Flash, que claramente ha superado de lejos a Arrow, han hecho justo lo contrario, es decir, tomar como referente o molde para el crossover de las dos series la cronológicamente más veterana, esto es, Arrow. 
Grave error. 
Arrow ha infectado a The Flash en este doble capítulo. Infección a través del argumento general. Por ejemplo meten con calzador la subtrama del hijo, típico ejemplo del tono culebrón con superhéroes de figurantes que tiene la serie Arrow, justo lo contrario que ocurre con The Flash. Ese dominio del culebrón melodramático en plan soap opera que se da en Arrow no está en The Flash, pero en este crossover se ha colado en el capítulo de The Flash como demuestra el innecesario y dañino protagonismo que le dan a un personaje que se está haciendo particularmente lastre, la rubiales Felicity. El personaje es un lastre en el que se desperdicia tiempo de metraje viajando por las sendas del tópico más moñas que quepa imaginar, sin aportar nada realmente interesante y con un discutible sentido del humor y del drama realmente babas y totalmente ajeno al tono más aventurero, dinámico e interesante de The Flash. Pero ahí está la prójima, dando la brasa con sus moñerías y jorobando el conjunto. 
 
Lo dicho: el crossover es fuerte en todas las características que son habituales en The Flash, sus mejores momentos vienen de ahí, pero afloja con la importación de todos los lastres de Arrow, que marcan sus momentos más flojos. 
Claramente, los personajes y la trama principal de Vandal Savage, Hawkman y Hawkgirl son más propios de la órbita de influencia de The Flash. Para demostrarlo, reparen en cómo funcionan menor en los flashbacks de lo que nunca han funcionado los flashback de Arrow, que siempre frenan la trama central y parecen ir por su cuenta. Los flashback de Arrow no han funcionado más que en una ocasión en todos los años que llevan con la serie: en el capítulo en que apareció John Constantine. 
El resto son flojos. 
Pues bien, aunque en los flashback "egipcios" de este crossover tiran claramente de la copia de la película de La momia, más aún, de La momia 2, funcionan mejor que cualquier flashback de Arrow y su pedigrí es claramente del estilo de lo que vemos habitualmente cada semana en The Flash. 
Sin embargo el chiste de alusión a Vengadores: la era de Ultrón con la frase de Speedy en el capítulo de Arrow es el típico ejemplo de cómo los guionistas de la serie se creen más graciosos de lo que realmente son y lo peor es que están encantados de haberse conocido. 
Confío en que no dejen que la contaminación de la moñería, la pájara Felicity y ese sentido del humor ñoño y tontorrón no llegue a la serie Legends of Tomorrow. Sería una lástima, porque lo que he visto en el tráiler tiene buena pinta. 
 
Por cierto, es significativo que el antagonista Vandal Savage, que como digo es más cercano del tono de fábula superheróica que estamos viendo en The Flash, funcione mucho mejor y resulte más inquietante de lo que nunca fue Ra´s al Ghul en la temporada anterior de la serie Arrow (error de reparto), y llama también la atención lo bien que funciona John Barrowman en cuanto que le dan el mínimo de espacio para ejercer. Pero da lo mismo, porque también tienen totalmente desperdiciado al Damien Darhk de Neal McDonough. Podrían repasarse la contribución del actor a la serie Justified para hacerse una idea de cómo sacarle mucho mejor partido. 

No hay comentarios: