sábado, 10 de octubre de 2015

HOMELAND, TEMPORADA 5, CAPÍTULO 1

Después de ver el primer capítulo de la quinta temporada de la serie Homeland abrigo la esperanza, y confío en no equivocarme con esto, de que en esta ocasión están más centrados en el arranque que en la temporada anterior, donde de repente parecía que nos iban a dasr más de lo mismo y anduvieron algo despistados en los primeros capítulos, más o menos hasta que hicieron salir del cuadro argumental al personaje del adolescente que había perdido a su familia en el ataque con los drones. Ese juego les llevó por un camino raro, que desviaba la atención, y además desembocó en un desarrollo poco creíble del personaje de Carrie (Claire Danes).  
En esta quinta temporada parecen más convincentes en cuanto a la manera de manejar una nueva fase de la serie que me ha recordado, al menos en este primer capítulo, las claves de una de las mejores películas de espías que hemos visto en los últimos meses en el cine: El hombre más buscado, con todo el lío con los servicios secretos alemanes. El cambio de paisaje les ha sentado bien a los personajes principales, la nueva misión de Peter Quinn (Rupert Friend) es una buena excusa para meter acción como complemento de la parte más de intriga y política de gestión del poder con el servicio secreto alemán y los terroristas que operan en suelo germano. De paso, la situación de cruce de caminos a la que inevitablemente se va a ver abocada la protagonista, actualmente sometida a la inquietante situaicón de estar perdida en tierra de nadie, con el viaje anunciado como espada de Damocles que pende sobre su cabeza, mejora aún más mis espectativas para esta nueva temporada. Espero que le den un buen giro a los planteamientos de la serie sin afectar a su espíritu esenial, porque a un producto como Homeland hay que pedirle que se renueve en cada temporada, no que nos proporcione más de lo que ya hemos visto previamente. Pienso que pueden haberlo conseguido, aunque no lo tienen nada fácil a la hora de superar esa especie de laberinto emocional que era ver la primera temporada, en la que nunca sabías cómo iban a salir los guionistas de los huertos en que habían metido a los personajes. Es capacidad de intrigas y sorprender se ha ido diluyendo con las temporadas posteriores, pero está claro que con las claves presentadas en este primer capítulo tienen ya mimbres suficientes para construir un buen cesto. 
Así que toca cruzar los dedos y esperar que confirmen para bien estas primeras impresiones en los siguientes capítulos.

No hay comentarios: