miércoles, 21 de octubre de 2015

GOTHAM, CAPÍTULO 5 DE LA SEGUNDA TEMPORADA

Tal y como predije después de ver el capítulo 4, el primero "post-Joker", la serie Gotham remonta el vuelo en el número 5, uno de los mejores capítulos de lo que llevamos visto de toda la serie en esta segunda temporada, y al nivel de los mejores capítulos de la primera temporada. 
Introduce personajes nuevos interesantes (pirómanos), le saca partido a personajes fijos (el guardaespaldas del Pingüino), avanza alguna posible sorpresa con algún personaje de la primera temporada (no diré cual para no destripar, pero es curioso cómo juegan con la broma en el diálogo Selina y el guardaespaldas del Pingüino para anticipar lo que puede ocurrir y sembrar dudas en la imaginación del espectador), prepara el terreno para un progreso de las serie hacia territorios aún más oscuros introduciendo un flashback y a un nuevo personaje que refuerza la amenaza del antagonista de esta entrega, añade acción con las dos intervenciones de la fuerza de choque, empieza a sacarle más partido al personaje de Michael Chiklis, y me recuerda cada vez más a la historia del Comité de los Búhos de los cómics de Batman. 
Habrá quien se queje de que no aparezca Bruce Wayne, pero en realidad está plenamente presente en ausencia y es bueno que le dejen descansar en esta especie de pausa/ausencia dramática que prepara lo que vendrá con esa amenaza final sembrada por Galavant y su compinche recién incorporado.
El conjunto de todo ello da como resultado un retorno a la verdadera naturaleza de la serie Gotham, que tan convulsionada se vio por la tormenta Joker en el arranque de esta segunda temporada y vuelve a plantear el camino para seguir sorpendiendo al espectador. 
Además, Galavant gana mucha más entidad como antagonista. 
Cualquier cosa puede suceder en esta serie. 
El capítulo 4 era sólo una pausa para embestir nuevamente con fuerza en este número 5, que anticipa muchas sorpresas y excelentes posiblidades para el resto de la temporada. 

No hay comentarios: