viernes, 18 de septiembre de 2015

VENGANZA (TAKEN) EN SERIE DE TELEVISIÓN: DESPROPÓSITO

¡Qué cansino Luc Besson con Venganza (Taken)! 
Ahora NBC ha dado luz verde a una serie que prosiga la explotación del asunto en plan precuela con Besson como productor. 
A veces me sorprende lo miopes con las claves esenciales de sus propios aciertos que pueden ser algunos creadores. 
Vamos a ver, la precuela en cuestión propone un personaje más joven, porque, claro, es público televisivo y tiene sus exigencias. Así que se van a poner a contarnos las peripecias de un Brian Mills joven. 
Lo malo es que si Venganza fue un éxito en su primera entrega (luego desmentida por las dos secuelas cinematográficas, que han ido a peor claramente), fue por la sorpresa que generó ver a un actor del nivel de Liam Nesson, con unos sesenta años de edad, convertirse en un héroe de acción y hacer lo mismo que hacía en sus tiempos pre-triperos Steven Seagal, pero con más talento interpretativo para sostener un primer plano, más carisma y evidentemente más recursos para lucir carisma de héroe clásico ante las cámaras. 
Vamos que Neeson es hoy una especie de variante o equivalente en clave de hibrido de Gary Cooper y John Wayne, una especie de Cooperwayne moderno. 
Así que si le quitas a Venganza esa clave de Neeson, la fórmula se te queda en nada. 
Uno pensaría que Besson ya había aprendido la lección con la serie de Transporter sin Jason Statham, pero parece que no. 
Segundo tema: todo el personaje de Mills en la trilogía cinematográfica se basa en que materializa los miedos de todo padre acojonado con los juergazos de sus hijos o hijas adolescentes, mezclados con las fantasías de redentorismo tipo "Rambo", el "me tocas a la niña y empapelo las paredes con tus tripas" que todo padre piensa cuando su hija le presenta por primera vez al noviete que se ha encontrado en la calle, así como de paso y para tocar los huevos. Si añadimos a eso el tema del divorciado cabreado y que encima la ex está tan tremendamente atractiva como Famke Janssen, ya tenemos el plato combinado esencial de Venganza en el cine. 
Pues bien, según se anuncia, en la serie Mills es un agente joven que no está casado ni tiene hija. 
¿Soy yo o a ustedes también les trae a la memoria lo que hicieron con Jack Ryan en Operación sombra?
Para rematar todo eso, la saga de Venganza ya estaba caduca en la tercera entrega. 

No hay comentarios: