martes, 29 de septiembre de 2015

SECRET WARS NÚMERO 2

Simplemente un concepto que me ha enganchado más de lo que me esperaba: Mundo de batalla. 
 
Lo que más me gusta es que ahí puede pasar de todo, como demuestra este segundo número de la colección de Secret Wars. 
El meneo que le han metido al universo Marvel me apetece. Ya era hora de que los comics de la editorial nos devolvieran esa muy apetecible sensación de comprar un cómic para enterarnos de qué pasa a continuación, es decir, de que no fuera todo un encadenado de situaciones repetidas, o similares, o ya contadas, o tan sobradamente explotadas que finalmente no hay nada nuevo bajo el sol. 
Otros conceptos a tener en cuenta: Dios Emperador Muerte... 
Los Thor oficiando como cuerpo de seguridad, orden, policía, en plan Juez Dredd con martillo mítico incluido. 
El muro, o mejor, lo que hay al otro lado del muro. 
La corte de Muerte. 
Vale, está claro que Hickman se ha leído Juego de tronos, y sí, ha pillado algunas cosas, pero esto sigue siendo una vuelta de tuerca aberrante al universo Marvel y sus personajes y reconozco que me puede el morbo de ver cómo sigue la cosa. 
No me había suscitado tanta curiosidad una colección de superhéroes desde hace mucho tiempo. Las hay mejores o peores, pero eso de estar deseando que salga el siguiente número para ver qué demonios se les ha ocurrido hacer con los personajes que conocemos desde hace décadas no me había pasado desde hace tiempo. 
Creo que eso es lo mejor de esta colección. Así que totalmente enganchado y cruzando los dedos para que no jodan la cosa con alguna memez. 
Esto otro ya es una fricada mía, pero se me ha ocurrido ponerle a la lectura como banda sonora el último disco de Iron Maiden, The Book of Souls, que postee el otro día, y funciona muy bien... 
 
 

No hay comentarios: