sábado, 12 de septiembre de 2015

SECRET WARS NÚMERO 1 Y TIERRA 2 EL FIN DEL MUNDO: CATÁSTROFES Y SUPERHÉROES

Me temía lo peor. Sobre todo teniendo en cuenta el galimatías que nos había enchufado el guionista Jonathan Hickman en Los Vengadores preparando esta movida del fin del mundo, o mejor dicho del multiverso de la Marvel... 
Pero lo cierto es que el primer número de las nuevas Secret Wars me ha gustado. Me ha enganchado a la serie. 
El tema catastrófico está muy bien llevado.
El destrozo también. 
El arranque con los niños de los Richards es un buen arranque. 
Vamos que me ha convencido lo suficiente como para comprar los ocho números que completan la serie y de paso apuntarme a algunos otros de los que iré hablando según los pille y los lea. 
Eso sí, esto no es las antiguas Secret Wars, ni de coña. 
Esto es Crisis en tierras infinitas de la DC adaptado al universo y los personajes Marvel. 
Y es ahí donde está el detalle clave. Porque los de la DC también se han marcado un baile con la catástrofe muy bien llevado en su colección de Tierra 2: El fin del mundo, donde esa catástrofe se ha prolongado más en el tiempo, durante varios tomos, con Darkseid como antagonista principal y un despliegue de destrozo, situaciones y conflictos muy notable que visto en su totalidad deja todavía más claras las principales diferencias entre los planteamientos y universos de la Marvel y de la DC.


 Me pregunto hasta qué punto eso de que las dos principales editoriales de cómics de superhéroes coincidan en plantearse, cada cual a su manera, catástrofes globales que acaban con esos mundos de ficción es un eco del despliegue de películas sobre esa misma materia que está haciendo el cine comercial y de evasión estadounidense en los últimos tiempos, y la influencia que dichas películas, superproducciones en su mayoría, tienen en las propias viñetas de esos mismos personajes u otros parecidos. 
Por ejemplo en el número uno de la colección de Tierra 2 El fin del mundo, me llamó la atención que a pesar de ser una edición de la DC, una viñeta tenía un planteamiento visual del comité de control de la fuerza de intervencion equivalente de SHIELD de la Marvel en DC que recordaba planos protagonizados por Nick Furia (Samuel L. Jackson) con los consejeros (entre otros la otrora musa del cine setentero y ochentero Jenny Agutter) en la primera película de Vengadores
¿Será esa moda de catastrofismo y fin del mundo una reacción de reformulación del producto a la invasión de superhéroes que vivimos en la pantalla grande en los últimos tiempos?
¿Intenta el cómic establecer pautas de comportamiento propias ante la aparentemente imparable influencia de la multifranquicia del cine en las colecciones y personajes del cómic? 
¿O simplemente es otro paso para renovar un producto que tiene que ponerse al día en las formas de explotación de esa misma fórmula a través del audiovisual?
 
 
 
 

No hay comentarios: