miércoles, 26 de agosto de 2015

UN DÍA PERFECTO: GRAN RETORNO DEL CINE DE AVENTURAS, Y MUCHO MÁS

Un ejemplo de película recomendable por distintos aspectos, pero sobre todo por lo que tiene de ejercicio de juego con el género de aventuras para reescribir algunas de sus claves más discutibles al mismo tiempo que conserva lo esencial del mismo. 
León de Aranoa vuelve a contarnos una historia de gente real metida en tramas que son lecciones de épica cotidiana. Es una seña de identidad de todo su cine, cuyas constantes de autoría no se resienten por zambullirse de lleno en el cine de género. 
El director y guionista, respaldado por un reparto al que le compro todo lo que me venda, nos introduce en su historia con un plano y una secuencia que es una lección de cómo atrapar al espectador, y desde ese momento ya no nos suelta. 
De ese modo nos vemos totalmente inmersos en la situación que viven los personajes, protagonistas de una cotidianeidad aberrante que no reconocemos como propia, pero que existe igualmente en toda zona de guerra o en todo paisaje de posguerra. 
¿Acaso no es su capacidad para meternos en la piel de otros y en esos otros paisajes tan lejanos a nuestro cómodo deambular por la existencia una de las condiciones esenciales para que el cine se convierta en buen cine? 
Pues Un día perfecto consigue eso y más. Sobre el "más" y cómo lo consigue, sobre su tratamiento de la intriga y el trabajo con la tensión, sobre los clásicos del género de aventuras que me recuerda la película, hablo en mi crítica sobre la misma que he subido en la página web de la revista Acción: http://accioncine.es/reportajes/criticas-proximos-estrenos/3635-un-dia-perfecto-xxxx

No hay comentarios: