lunes, 24 de agosto de 2015

GUERRA Y COLONIALISMO

Llevaba un tiempo intentando echarle mano encima a este libro, Técnicas bélicas de la época colonial, 1776-1914. En realidad es una colección de artículos que repasan brevemente y sin profundizar demasiado distintos aspectos del tema que formula el titulo. Equipamientos, técnicas y tácticas de combate que se desarrollaron en una etapa que me interesa especialmente y no sólo porque sea una fuente de acontecimientos muy frecuentada por el cine para encontrar argumentos del género de aventuras, sino porque además es una de las etapas clave para entender algunos de los conflictos que se han venido acumulando en fechas posteriores y que llegan hasta nuestra actualidad. 
Un ejemplo: es muy interesante ver cómo el imperio británico, en su afán por proteger su joya de la corona, la India, en el único punto vulnerable y frente a la paulatina progresión de presencia rusa en Afganistán, afrontaron sus campañas afganas en el siglo XIX. En las mismas se anticipan muchas de las claves que posteriormente marcaron la guerra ruso-afgana entre 1978 y 1992 o la actual guerra de Afganistán. 
Es sólo una de las muchas pistas que aporta el libro, que comienza su recorrido por el tema propuesto repasando la figura del militar napoleónico Bugueaud en la creación del Ejército de África con el que Francia se aplicó a la tarea de satisfacer sus ansias imperialistas en el norte de dicho continente, el papel de las tropas nativas, los zuavos, y de la Legión Extranjera, creada en 1831 y que en sus primeros tiempos no le gustaba un pelo a Bugueaud, que pensó incluso en disolverla. 
Interesante es también el acercamiento al papel de la evolución de las armas en la manera de plantearse la guerra en toda la etapa colonial, con la sustitución de los mosquetes de percusión por el mosquete de llave, que fue la última evolución del mosquete antes  de que el rifle acabara por ser de uso común en la década de 1850, el significado de la aportación de Claude Etienne Minié en lo referido a munición, o el repaso a la batalla de Isly, librada el 12 de agosto de 1844, en la que antes de que se oyera hablar de la formación de "búfalo de agua" con la que los zulúes vencieron a los británicos en la batalla de Isandhlwana, en 1879, Bugueaud ya había utilizado la formación de "cabeza de jabalí" para enfrentarse al ejército de 60.000 hombres del príncipe de Marruecos con 6.500 franceses y soldados nativos. O reparar en el papel de José Tomás Boves y sus llaneros de caballería ligera lanzados contra las tropas de Simón Bolivar. O el papel de la presión demográfica como incentivo para las ambiciones imperiales de Gran Bretaña, frente a la falta de dicha presión que llevó a Francia por otros caminos a la hora de construir su imperio colonial. O las distintas operaciones de la Primera Guerra Imperial y la Segunda Guerra Imperial de británicos y continentales en el territorio de América del Norte. O el papel de la "diplomacia de las cañoneras" y la guerra naval en el control de las colonias... Entre muchos otros temas.
El libro se divide en cinco grandes bloques: El papel de la infantería, Guerra a caballo, Mando y control, Guerra de asedio y Guerra naval, en los que sin entrar en profundidad, sí que sirve al menos como amena iniciación para profundizar en los distintos temas que plantea por otros caminos y con otros libros. 
De paso me ha ayudado plantearme algunas cosas. Por ejemplo me interesa lo que sugieren algunos comentarios que incluye el artículo sobre el Álamo en el que se puntualiza que muchos de los voluntarios mejicanos y tejanos que allí combatieron lo eran no porque quisieran independizarse de Méjico, sino porque querían derrocar a general Santa Ana, o los fallidos intentos de retirada de algunos combatientes por tres de los extremos de la asediada misión. O, hablando de asedios, el ataque del ejército francés enviado por Napoleón III al Méjico de Juárez, y cómo se estrelló contra la ciudad de Puebla en 1862... 
Un libro que me he empeñado en leer en día y pico, aunque eche de menos que le dediquen algo más de espacio a España, Alemania, Portugal e Italia, cuya historia también incluye guerras coloniales. 



 

No hay comentarios: