domingo, 30 de agosto de 2015

FEAR THE WALKING DEAD

 
Ahora que estamos en capilla esperando la emisión del segundo capítulo de la nueva serie Fear the Walking Dead, aprovecho para recordar que he grabado un videocomentario del primer capítulo de la serie que vi el lunes pasado en el cine Callao en una sesión de estreno con palomitas sangrientas incluidas, con la célebre plaza madrileña llena de zombis recién maquillados, pasteles de sangre y con bichos, colas para entrar al cine... 
 
Un festejo para presentar una de las series más esperadas de la temporada, y sin duda una de las que ha tenido una mayor acogida por parte de público y crítica, a juzgar por lo que hemos visto esta semana pasada. 
Dicho sea de paso, ver el cine Callao lleno hasta los topes de gente para ver un capítulo de serie de televisión que no dura más que una hora me sigue pareciendo un fenómeno muy curioso que da buena prueba de cómo la ficción televisiva ha ganado puestos de manera drástica en el ocio audiovisual de nuestros días. 
Lo curioso también es que en pantalla grande, con cine lleno, el capítulo primero de Fear the Walking Dead funciona tan bien como una buena película y hasta consigue momentos realmente inquietantes. 

En general impresión muy positiva del asunto. Me gustó, me convenció y sobre todo me convencieron sus diferencias respecto a la serie The Walking Dead. Va por un camino distinto al de la otra serie que me recuerda más el subgénero de películas de zombis que conocimos en sus principios, previo al fenómeno desatado por la novela de Max Brooks Guerra Mundial Z y la propia colección de comics de The Walking Dead. Y creo que eso es bueno.
¿Por qué? Más pistas en el vídeo de la página web de Acción, que puede verse en: http://accioncine.es/multimedia/reacciones/3641-video-opinion-fear-the-walking-dead-desde-la-payancueva

No hay comentarios: