viernes, 29 de mayo de 2015

NUESTRO ÚLTIMO VERANO EN ESCOCIA

No trago a los niños en el cine. Me producen arcadas. Es ver el anuncio de Sonrisas y lágrimas y se me pone la misma cara que a la niña de El Exorcista, más o menos.  
Pero puedo hacer una excepción con los niños de esta película porque son bastante cabroncetes y muy competentes a la hora de tratar con el absurdo reiterado del mundo de adultos que les rodea. Además, en la segunda mitad de la película se echan encima con absoluta solvencia y sin aparente esfuerzo todo el protagonismo del asunto. Predomina la naturalidad en esta comedia dramática que hace algo tan difícil como salir indemne del choque de esos dos géneros, empezando con la comedia, derivando luego hacia el drama, pero sin ponerse nunca ni llorona ni melodramática, ni flemática, ni pedante. Una escuela sobre cómo manejar estos dos géneros y su hibridación sin meter la pata y acabar montando una feria de tópicos plañideros. 
Cierto es que el asunto está bien respaldado por tres actores adultos notables: Tennant, Pike y Connolly, y eso ya es mucho terreno a favor. 
Divertida, entrañable, con su puntillo fordiano en el papel de Connolly... 
Más datos, opiniones y otras cosas en la crítica que he escrito para la página web de la revista Acción: http://accioncine.es/reportajes/criticas-proximos-estrenos/3466-nuestro-ultimo-verano-en-escocia-xxxx

No hay comentarios: