sábado, 20 de septiembre de 2014

CINE GORE: CORTOS Y CHARLA EN EL PARQUE CORREDOR

Esta mañana he roto mi retiro monacal de fin de semana dedicado desayuno con café y churros, lectura intensiva de cómics y/o libro y degustación de deuvedés con libación de cerveza a media mañana para acercarme al Cine BOX de Parque Corredor, en Torrejón de Ardoz, y participar en el Evento Cine Gore que con el respaldo de la revista Acción ha coordinado mi colega Jesús Usero y al que me había invitado para participar con él en una charla sobre el tema del día posterior a la proyección de tres cortometrajes disupestos a meterle al personal el miedo en el cuerpo. Homínidos Blanches, de Borja F. Sedano, ha sido una interesante delicatessen canibalesca para abrir boca, nunca mejor dicho, porque navega con mano firme entre el terror y la sátira con un planteamiento argumental que me ha recordado los disparates de El abominable Doctor Phibes y El retorno del Doctor Phibes, que protagonizara el inmortal Vincent Price. Videotortura, de Ignacio López Vacas ha puesto de manifiesto que las apariencias engañan y el tiempo debe ser administrado cuidadosamente en el terror si queremos mantener la sorpresa del espectador. Metamorphose, de Serbio Morcillo nos ha llevado al territorio de lo social incluyendo una de esas inolvidables escenas de gore que van a tardar en abandonarnos un tiempo, por su contundencia, y de paso nos ha permitido charlar brevemente sobre la verdadera naturaleza del bien y el mal. Si se tropiezan con cualquiera de estos cortos en su navegar por los mares del terror, no duden en echarles un vistazo, merecen la pena. 
Además nos han permitido a Usero y a mí hablar de las sangres o las visceras como alternativas al miedo, del gore conseguido a través del sonido (por ejemplo cortar un filete y masticarlo puede llegar a ser muy inquietante, como demuestra Homínidos Blanches), además de darnos pie para debatir sobre nuestro título gore favorito (como he explicado, los terrores franceses de los últimos años me resultan mucho más inquientantes que los asiáticos), y discrepar Hostel y Saw, sobre el papel de los grandes estudios de Hollywood en el cine de terror desde que se estrenó con arrollador éxito El Exorcista de William Friedkin, sobre si es más gore La cosa de John Carpenter o La mosca de David Cronenberg...
Tal como he comentado en la charla debate, creo que el papel del cortometraje en la renovación del cine de terror a base de nuevas y más arriesgadas propuestas es esencial para sacar el género de su estancamiento. 
Así que animo a estos tres directores a seguir metiendo caña con sus trabajos y seguir sembrando escalofríos entre el público.
Ha sido una experiencia muy divertida y habrá que repetirla. 
Yo de momento me he quedado con el cartel del evento firmado por los tres cortometrajistas, para mi colección de la frikiteka. 

No hay comentarios: