martes, 19 de agosto de 2014

IRON MAN... ¡QUÉ NARICES ES ESTO!



Ayer le meto mano (o mejor dicho córneas) a dos cómics de Iron Man y confirmo que los de Marvel en cómics ya no saben qué coño hacer con Iron Man. Primero lo mandan al espacio, luego le buscan un hermano, luego le ponen a fabricar ciudades futuristas como si estuviera jugando con sus muñecas Barbie… ¿Tan difícil es encontrar argumentos para este personaje en las viñetas cuando se están forrando con él en el cine? ¿Tiene que ir Robert Downey Jr. a darles unas collejas a los guionistas para que se pongan las pilas? Porque los dibujantes lo tienen muy presente, tanto que en casi todas las viñetas el careto del personaje es el del actor, o tan parecido como son capaces de dibujar. Por cierto, me trae al fresco si el Tony Stark de las viñetas tiene o no la jeta de Robert Downey Jr., ni me molesta ni me deja de molestar, pero prefería lo que ocurría antes, cuando tenía su propia personalidad gráfica del cómic sin sumirse en los ecos de las películas. Especialmente después de escuchar a una fémina exclamar frente a las estanterías de cómics de la FNAC de Callao esta perla, mientras miraba un tebeo de Thor: “¡No está tan bueno como en las películas, oyesoseamari, y Lobezno tampoco!”
Mal va la cosa si la influencia de las películas Marvel en los comics va a ser esa. Muy mal. Esperemos que al contrario de lo que ha ocurrido en otras áreas, como la música o la programación y series de televisión, la anticultura choni de polígono no se convierta en tendencia dominante para facilitar una comercialización masiva de la cosa.
Volviendo al cómic de Iron Man, más les vale orientarse un poco porque mi impresión es que andan dando botes de un lado a otro como una bola loca de billar de barrio aburrida de arrastrase por un tapete raído. Y no lo digo sólo por esos dos cómics, es que desde que les ha dado por renovar el asunto no acaban de centrarse en nada y veo a los de Marvel empezando muchas líneas argumentales sucesivas sin llegar a madurar realmente ninguna. Lo mismo está ocurriendo con Hulk, sin ir más lejos, o con Lobezno… Y las noticias de “renovación” que llegan de las entregas en Estados Unidos no son precisamente tranquilizadoras…
La evolución no es el cambio por el cambio. Ni rodear a los personajes de hijos, nietos, sobrinos, primos, primas… Que parece esto La Gran Familia, coño, y ya veo a Tony Stark buscando a Chenchoooooo en la Plaza Mayor de Madrid con la voz rota de Pepe Isbert… 

No hay comentarios: