viernes, 16 de mayo de 2014

GODZILLA

Expectativas. 
Ese es el reto con el que en mi opinión se enfrenta el nuevo intento del cine norteamericano de recrear las periepecias del monstruo japonés Godzilla para la pantalla grande, en clave de superproducción y con presupuesto abultado. 
Expectativas que la propia tormenta promocional de sus productores han creado en torno a este largometraje y especialmente en torno al tamaño del bicho y su protagonismo en la trama. 
Examinen este cartel y el tamaño del bicharraco, cambiante durante toda la película: 
Comparen con éste otro, más cercano a lo que se ve en la película: 
El mensaje era claro: ésta es mejor que la de Roland Emmerich. 
Y es cierto, es mejor, está mejor dirigida, tiene algunos "momentos Spielberg" muy majos y logrados... 
Pero incluso siguiendo las huella de Spielberg se queda lejos del otro seguidor del director de Tiburón, J.J. Abrams. 
Les ha dado el puntito dramático a algo que no era ni serie A ni serio, sino un producto de serie B para pasar el rato. 
Pero además es que creo que han sembrado en el público unas expectativas en torno al monstruo que nos hacían pensar en un gargantuesco ser capaz de modificar incluso el medio ambiente de los lugares que ataca. 
Para conocer más sobre mi opinión respecto al bicho y su nueva película,recomiendo consultar mi crítica en la página web de la revista Acción: http://www.accioncine.es/reportajes/criticas-proximos-estrenos/2752-godzilla-xxx. 
O mirarse el debate callejero que improvisamos Jesús Usero y yo después de ver la película y tomarnos unas cañas: http://www.accioncine.es/multimedia/charlas-de-cine/2760-video-debate-godzilla-2014
 

No hay comentarios: