martes, 15 de abril de 2014

NOÉ: EL DILUVIO EN PLAN WARHAMMER 40.000

Dicen que Darren Aronofsky renunció a darnos su versión de Lobezno inmortal para irse a tratar con esta versión de Noé tan discutida por los religiosos y los progres, lo cual que supongo que si consigues unir a tanta gente tan distinta en tu contra lo has hecho cojunudamente. 
El caso es que cuando empieza la película, yo me esperaba al Noé castaña de cada traducción cinematográfica del asunto, un tipo con chubasquero y juntando tablas para construir el arca. Pero de repente me encuentro una variante de Mad Max y de repente le pillo el punto gamberro a todo el asunto y me río. 
Aronofsky va a hacer lo que le de la gana con Noé y con el Diluvio. 
Y eso me parece bien. 
Porque es la mejor manera de actualizar el asunto. 
Para dar discursos de parroquia ya hay otros lugares y momentos más oportunos. 
Esto es una película. 
Y lo bueno es que Aronofsky no se apea de su burro y sigue siendo él mismo incluso tratando con el Antiguo Testamento y el Diluvio. 
Además, va el tipo y me pinta una batalla en torno al arca que parece sacada de una novela de Warhammer 40.000, con los ángeles vigilantes convertidos en adeptus astartes. 
Más pistas en mi crítica sobre el tema para la página web de la revista Acción, a saber:  http://www.accioncine.es/reportajes/criticas-proximos-estrenos/2666-noe-xxxx

No hay comentarios: