domingo, 26 de enero de 2014

THOR, EL MALDITO, de Jason Aaron

Me gusta más el guión de Jason Aaron para este encuentro de Thor con Malekith el Maldito, líder de los elfos oscuros, que el que se rodó para la segunda película de Thor. Más interesante, más recorrido, más paisaje narrativo, más acción. Naturalmente todo eso sería más caro en un rodaje, pero es precisamente por eso por lo que el cine puede y debe "adaptar", porque nunca puede pretender ser una traducción fiel al cien por cien de la literatura o el cómic. 
Los dibujos de Ron Garney recuperan la parte mítica de los primeros cómics de Thor, la más clásica. El guión de Aaron saca más partido a los Nueve Reinos que Thor: el mundo oscuro. Por ejemplo con la Liga de los Reinos, que puede ser tanto una variante del Concilio de Elrond y la Comunidad del Anillo de El señor de los anillos como una variante de Los siete magníficos en clave de mitología nórdica. 
Este cómic es una buena pista para explicar por qué el cine de superhéroes nunca va a estar a la altura de los cómics de sueperhéroes, aunque algunas producciones de los últimos años lo hayan acercado tanto como es posible a ese otro despliegue de evasión y fantasía que se da en las viñetas mediante adaptaciones como la trilogía de Batman de Christopher Nolan, la segunda fase de las adapataciones a la pantalla de personajes de la Marvel, con la película de Los Vengadores como mejor ejemplo o El hombre de acero de Zack Snyder. Es por ello precisamente por lo que me parece que Nolan es quien mejor ha sabido entender el juego de adatptación del cómic al cine: como una reescritura del material original en clave eminentemente cinematográfica (en su caso, trasladando Batman a las claves narrativas del cine negro con un notable trabajo de guión totalmente cinematográfico, no tributario de las claves narrativas del cómic, sino de claves y antecedentes cinematográficos). 

No hay comentarios: