jueves, 23 de enero de 2014

SHAOLIN COWBOY 1: LA VENGANZA DEL REY CANGREGO Y MR. EXCELENTE, de Geoff Darrow



 Una frikada en toda regla. Geoff Darrow, el dibujante responsable de lo más trepidante en los cómics destroyer, Hard Boiled, se aplica a la tarea de reencontrarse con los hermanos Wachowsky, a los que inspiró las secuencias de acción y tiroteo de la saga de Matrix, puro “destroyer” trasladado al cine, para poner en viñetas esta trama donde un burro que habla –lo mejor del invento- y un asiático que no despega los labios en todo el relato, recorren el desierto buscando aventuras en un universo y junto a unos personajes que me han recordado el aire de las historias y películas de Alejandro Jodorowsky. El final es puro disparate, pirada de pinza total con verborrea abundante en bocadillos de diálogos, pero el despliegue de dibujo es tan espectacular que casi se le puede perdonar que no cuente nada concreto y sea todo puro fuego de artificio visual, como las últimas películas de los Wachowsky.
            Imposible pasar la vista por casi todas las viñetas de Darrow sin volver la vista atrás para repasarlas.
            E igualmente imposible entender qué persigue contarnos esta historia de colegas en el camino que en su último acto pierde totalmente la cordura y se convierte en puro disparate. 
 
            A pesar de todo, tiene algo, cierta cualidad de disparate absoluto, de esperpento puro y duro, con esos diálogos del burro que admira a Robert Mitchum y homenajea a John Wayne, porque era amigo de Mitchum, aunque tuviera los pies pequeños.
            Una rareza para coleccionar con algunas de las viñeas desplegables visualmete más espectaculares que he visto en los úlimos tiepos. Pero al mismo tiempo más rara que un perro verde.

No hay comentarios: