viernes, 27 de diciembre de 2013

STAR WARS. AGENTE DEL IMPERIO, ECLIPSE DE HIERRO, DE John Ostrander

¿Qué tal un retorno al universo Star Wars original, esto es, al de los episodios IV, V y VI? Y con el mismo espíritu que aquellos. Nada de la basurilla románticona y estúpida de la primera trilogía de Lucas, que sorprendentemente no se ha enterado de que va su propia saga, manda narices. 
John Ostrander sí se ha enterado de cuál era el espíritu de las peliculas de La guerra de las galaxias originales, que todos esperamos que sea capaz de recuperar J.J. Abrams en el Episodio VII. 
Ostrander nos traslada a una nueva manera de explotar el universo Star Wars según su personalidad original, que es mucho mejor de la aplicada por Lucas en los episodios I, II y III. Concretamente Ostrander toma como protagonista a Johan Cross, agente de inteligencia del Imperio de Palpatine. Una variante de 007 en el universo Star Wars que tiene incluso su propio M capaz de proveerle de artilugios fantásticos para llevar a cabo sus misiones. 
Además de los numerosos guiños a la saga de James Bond, y al robor María de Metrópolis, del que al compañera de aventuras de Cross, la robot In-ga es un eco, la peripeia que nos ocupa en este primer tomo incluye a Han Solo y Chewbacca antes de tropezarse con Luke Skywalker y Obi Wan Kenobi en la cantina galáctica. 
El argumento se sitúa 3 años antes del Episodio IV de Star Wars, pero su tono de aventuras todo terreno y multigénero es el mismo, como el sentido del humor (por cierto ¿alguien sabe a dónde fue a parar el sentido del humor de la trilogía original en los episodios I, II y III?). 
Además, el personaje de Cross es interesante. Un agente del Imperio que cree en el Imperio, esto es, un recluta del mal, según las claves de antagonista-protagonista, héroes y villanos, que maneja la trilogía original, pero consiguiendo que funcione el protagonismo del antagonista mediante la explicación de su postura frente al Imperio de Palpatine y Darth Vader que es mucho más interesante que las ambiguedades de parvulario que nos propuso Lucas en los guiones de los episodios I, II y III. 
Cross afirma: "Así que sí... sé el aspecto que tiene el caos y cómo hay que combatirlo. Por eso me convertí en quien soy, por eso sigo al Imperio. Sin él... sólo habría caos". 
Lo dicho, buena inversión para pasar el rato a base de viñetas que me interesan mucho más que los furores uterinos de Amidala y Anakin. 
 

No hay comentarios: