viernes, 13 de diciembre de 2013

ORCAS DE MORDOR, PERSEGUIR SUEÑOS Y HACER EL GILIPOLLAS... EQUIVOCARSE O ACERTAR.

Ayer estuve viendo una rociada de capítulos de la tercera temporada de Homeland y me quedé con una frase de Carrie Mathison, el personaje de Claire Danes, que además utilizan en la presentación de la cada capítulo: "No soy la única que se equivocó, soy la única que acertó". 
Y el caso es que lleva razón, al menos en el argumento de la serie. 
La tipa siempre acierta. 
A pesar de lo cual, no importa la cantidad de veces que acierte y la cantidad de veces que el resto se equivoquen, los gilipollas que la rodean siempre la ponen de pirada y caótica. 
Entiendo que es un argumento de liderato paranoide: "yo tengo la verdad, el resto se equivoca", muy peligroso. Pero no nos pongamos intensos. 
La verdad es que en el mundo que vivimos, la corriente general del personal suele meter la pata hasta el fondo.
No hay más que repasarse algunas cosas que venden mucho y otras que no venden nada. 
O algunos mensajes. 
Hoy me voy a centrar en uno en concreto. 
"Persigue tus sueños".  
Cada vez que escucho esa frase me acuerdo de mi vecina orca de Mordor... que se pasa el día en la calle tirándole la pelotita a su perro y diciéndole: "¡Busca, bonito! ¡Busca! ¡Busca!". 
Y el perro, hala, a buscar lo que quiera tirarle la de Mordor, como un gilipollas. 
Así que si alguna orca o algún orco de Mordor les manda a perseguir sueños y encima les cobra por decírselo, mi consejo es que le demuestren que no son un perro doméstico, sino una musaraña con mala leche. 
Y manden al infame vendeburras a freír puñetas. 







No hay comentarios: