viernes, 6 de diciembre de 2013

ESPEJISMO, de Hugh Howey

"Nos metieron en un juego, un juego en el que si quebrantamos las normas, morimos todos, hata el último de nosotros. Pero si nos rendimos a esas normas, si las obedecemos, todos sufrimos". 
Esa es la alternativa que se le presenta a los protagonistas de Espejismo, una novela de ciencia ficción postapocalíptica de Hugh Howie que nos mete dentro de un refugio subterráneo en el que sobreviven los últimos supervivientes de una humanidad acosada por los fantasmas de la hecatombe ocurrida en el exterior. Debajo de la tierra, en un complejo regido por distintos estamentos de poder entre los cuales destacan los informáticos, este relato encuentra puntos de conexión tanto con la película Metrópolis, de Fritz Lang, como con series como Perdidos o Revolución, de J.J. Abrams. 
Una intriga marca la pauta de las peripecias de los protagonistas, sometidos a la dictadura de las circunstancias y a la obligación de salir a limpiar al exterior, la condena para los delincuentes, que de esa manera prestan un servicio a la sociedad, pero al mismo tiempo mueren en el mundo de la superficie, víctimas de una conspiración cuyo alcance apenas llegamos a advertir en su totalidad en esta primera entrega de la saga. 
Cualquiera puede morir. 
Cualquiera puede ser enviado a limpiar. 
Y ni siquiera la alcaldesa del lugar está libre de las conspiraciones que la rodean. 
Una novela que recoge también el testigo de la ciencia ficción de los años setenta, con algunos elementos que recuerdan películas como La fuga de Logan, El planeta de los simios, El planeta de los buitres, Nueva York, año 2012 o El último hombre vivo
Consigue enganchar hasta el punto de que quieres seguir leyendo a ver qué demonios pasa finalmente con los personajes. 
Eso sí, si la adaptan, mejor que sea en formato de serie de televisión. Creo que un largometraje se le quedaría pequeño a todos los matices que contiene este cuento futurista sobre la reinvención de nuestra especie. 
 
 

No hay comentarios: