sábado, 23 de noviembre de 2013

THE WALKING DEAD CUARTA TEMPORADA, EPISODIO 6: EL GOBERNADOR LE PONE LAS PILAS A LA SERIE

Pues nada, que me siento el otro día a ver el capítulo 6 de The Walking Dead pensando que me voy a encontrar más de lo mismo, esto es: a Rick llorando, el viejo llorando, el chino potando, la tía buena gritando, Carol mandándolos a todos a freír puñetas, que ya le tocaba a la pobre, el de la ballesta haciendo puntería, el niño calzándose el sombrero y echándole los huevos al asunto que no le hecha su padre y el resto... pues eso, el resto llorando y hablando, o hablando y llorando... 
Pero no... De repente en el episodio 6 aparece el Gobernador y me digo: ¡esto promete!
Y no me equivoco. 
He tenido que esperar a cuatro temporadas de The Walking Dead para encontrar el mejor capítulo de todos. 
El capítulo del retorno del Gobernador como protagonista total. 
Evolución de personaje, acción, muertos vivientes. 
El mejor capítulo de la serie hasta el momento. 
Sin buenos rollos. 
Con un personaje entero no castrado por lo políticamente correcto. 
Después de ver el capítulo uno se pregunta si no sería bueno que dejaran a Rick y sus llorones aparcados un rato y se centraran en el Gobernador. 
Así debería ser esta serie siempre. 
La mala noticia es que pronto nos reencontraremos con el sheriff plañidero y sus plañideros compadres. 
En serio, ¿se imaginan al Gobernador poniendo el despertador para irse a cultivar guisantes en plena apocalipsis zombi? 
¡Pues eso lo ha hecho Rick!
Y en cuatro temporadas todavía no hemos visto a Rick repartiendo cera como la que reparte el Gobernador en este capítulo. 
Me da lo mismo si el tipo vuelve a torcerse y se convierte otra vez en un mal bicho. 
Este capítulo 6 de la cuarta temporada seguirá siendo lo mejor de todo lo que hemos visto hasta ahora en la serie. 
Antológico. 
Y con agallas, que es lo que le falta a muchas series y cine de hoy en día.
En Guerra Mundial Z, Brad Pitt con su melena de Barbie sucia ajena al champú, decía: "movimiento es vida". 
En el capítulo 6 de la cuarta temporada de The Walking Dead, el Gobernador nos ha enseñado que "mala leche es vida". 
Yo me lo apunto. 
 
 

No hay comentarios: