viernes, 3 de mayo de 2013

LOS ÁNGELES OSCUROS, de GAV THORPE

Los ángeles oscuros es una de las novelas más siniestras entre todas las que integran la saga de Warhammer 40.000, y eso ya es decir mucho. 
Sadomasoquismo a tope y cruce de dos historias, presente y pasado de uno de los capítulos más grotescos de la saga
Por un lado La historia de Astelan, que fundamentalmente es un interrogatorio de un supuesto traidor para que confiese, totalmetne ambientado en la sala de torturas donde es sometido a todo tipo de atrocidades mientras recuerda. 
Por otro lado La historia de Boreas, épica y hazañas bélicas protagonizadas por un fanático peligroso adicto a los métodos de investigación inquisitorial que es de hecho el torturador/interrogador de Astelan. 
El interrogatorio de Astelan revela el pasado oscuro del capítulo de los Ángeles Oscuros. El reclutamiento de nuevos candidatos al mismo revela el presente aún más oscuro de sus métodos. 
Esta es la historia de cómo se corrompió el Imperio de Terra. 
Asaltos brutales como el de San Cartheh que siembran la duda en el lector de si realmente estos protagonistas no serían antagonistas en cualquier historia más cuerda. 
Y eso es precisamente lo mejor de la novela: una historia protagonizada por los villanos de cualquier otra historia. 
Quizá porque, como afirma la oración final de los Ángeles Oscuros: "No hay tiempo para la paz, no hay tregua, no hay perdón, sólo hay guerra". 
La mejor definición del universo Warhammer 40.000: una pesadilla sin héroes, habitada sólo por villanos. 
Esta es la historia de seis marines espaciales lanzados a la venganza, rodeados por el secreto, que es siempre la cuna de la conspiración: "Susurráis entre las sombras como un aquellarre de insatisfechos". 
Y en el epicentro de todo, un tema recurrente y esencial en el universo Warhammer 40.000: la humanidad de los marines espaciales, además de "El pecado de la ignorancia y el pecado de repetir los errores del pasado". 
"No existen la luz y la oscuridad, sólo las sombras del crepúsculo que hay entre ellas".
La novela es una mezcla de hazañas bélicas en La historia de Boreas y una sádica y tortuosa historia de intriga en La historia de Astelan
Una mezcla explosiva. 
"Fortalece tu brazo con el acero de la repugnancia".   
  
       

No hay comentarios: