miércoles, 27 de marzo de 2013

POSESIÓN INFERNAL (EVIL DEAD), MI CRÍTICA EN LA PÁGINA WEB DE ACCIÓN

Ayer me lo pasé bastante bien viendo el remake sangriento de Posesión infernal de Sam Raimi. No salté con ningún susto porque ya estoy suficientemente encabronado con la vida en general, especialmente cuando miro una factura y echo cuentas de que con el cuento de la subida del IRPF del 15 al 21 por ciento me están metiendo unos palos los del fisco que me están crujiendo vivo, como a todo autónomo en esta miseria de lugar, o cuando reparo en que han subido el billete de metro, sale más caro y como hay menos trenes y algunas estaciones cerradas a cal y canto con el pretexto de la crisis (Pío XII es un buen ejemplo), dan peor servicio, etcétera. 
 
Toda esa bilis que me sube cada vez que escucho un telediario o abro un periódico, quedó ayer bien diluida y satisfactoriamente exorcizada con el desparrame visual desplegado por Fede Álvarez en su revisión y actualización de la película de Sam Raimi. 
Así que, incluso sin asustarme con los sustos, porque la vida nos ha desvirgado a muchos del miedo ante la ficción o estamos escudados ante el miedo del cine por la mala leche que se nos está poniendo con la puñetera vida real y algunos cabrones que nos toca aguantar aunque no tenemos el gusto de conocerlos, considero que ir a ver la sangría montada por la nueva Posesión infernal es tiempo bien empleado. Se la recomiendo a todos los cabreados de este mundo para desatascar la cabeza de esos malos pensamientos que cada vez se nos amontonan con más frecuencia en la cabeza y nos van a provocar una enfermedad a menos que antes decidamos exteriorizar y poner por obra toda esa rabia y liarla parda. Cosa que como sigan las cosas como van hasta ahora bien pudiera ser que ocurriera cualquier día de éstos, el día menos pensado, porque todo en esta vida tiene un límite y el de la paciencia del ciudadano está aproximándose peligrosamente al de Un día de furia, ya saben, aquella película protagonizada por Michael Douglas donde al final se bajaron las bragas y me convirtieron al protagonista de un ciudadano legítimamente cabreado en un moñas llorón y pirado.
Más pistas sobre Posesión infernal en mi crítica para la página web de la revista Acción:  http://www.accioncine.net/reportajes/criticas-proximos-estrenos/1941-posesion-infernal-xxxx.html 

No hay comentarios: