martes, 1 de enero de 2013

MATASUEGRAS PARA LOS ÁCAROS: ¡FELIZ 2013!

 Empiezo el año perdiendo mi particular pelea contra los ácaros y tosiendo como un perro víctima de la alergia. 
Pero no importa.
Finalmente tuve que ceder y medicarme.  Ayer, a eso de las 5 de la mañana, mientras veía una película dirigida y protagonizada por Dolph Lundgren (a ver, después de un vermut, cinco o seis copas de vino, dos o tres copas de champán e ingentes cantidades de coca-cola con "cafelina", como diche el dueño chino de la tienda de la esquina, y tosiendo como un perro, no querrán ustedes que me pusiera a ver una de Ingmar Bergman para empezar el año...), empecé a meterme el inhalador en la boca como si me hubiera caído dentro de Terciopelo azul de David Lynch y le estuviera echando una carrera a Dennis Hopper a ver quien llegaba antes hasta Isabella Rossellini. 
Y hoy pastilla de antihistamínico con el desayuno.
Pero antes de todo eso, ahí estaba yo, chutándole un soplido al matasuegras y poniendo careto de Harry el Sucio, como si le dijera a un ácaro: "Anda, alégrame el día". 
Sospecho que los muy cabrones estaban agazapados a mi espalda, en la cortina esa que se ve en la foto, acechando para saltar sobre mis vías respiratorias y acabar la faena. 
Total, que primer día del año y primera batalla perdida. 
Como ejercicio de precalentamiento para 2013 no está nada mal.
Pero como dije ayer: aquí seguimos. 
      

1 comentario:

nosoydali dijo...

¡Hola Miguel! ¡Como representante de alumnos del máster de guión te deseo un feliz año... y una pronta recuperación (y que llegues antes que Hopper hasta la Rosellini).
¡Un abrazo y a seguir con el buen cine! (yo ando todavía dándole vueltas a lo de "El Halcón Maltés" y "Valor de Ley")