viernes, 25 de enero de 2013

¿J.J. ABRAMS DIRECTOR DE STAR WARS VII?

 
Pues nada, que dicen por ahí que J.J. Abrams será el director de Star Wars episodio VII, lo cual por un lado no me extraña nada, porque ya cuando estuvo por España presentando la primera de sus incursiones en la saga cinematográfica de Star Trek insistía tanto en decir que en realidad él no era trekkie, que era fan de Star Wars, que parecía que le estaba tirando los tejos a George Lucas para que le fichara aunque fuera para silbar la música de John Williams en un episodio de dibujos animados de Las guerras clon. 
¿Si la noticia me parece buena o mala?
Pues miren ustedes, igual no es la mejor semana para tirarme de la lengua tras ver cómo el amigo Abrams ha coparticipado en pasarse por la piedra de la forma más abyecta una de sus creaciones más interesantes, la serie Fringe, pero no hay que mezclar las churras con las merinas. Vamos que lo cortés no quita lo valiente, y Abrams, cuando se lo propone, suele darnos algunas alegrías, aunque el final de Perdidos, el final de Fringe y las series Alcatraz y Revolution no estén, en mi opinión, entre sus ocurrencias más felices. 
Ahora bien, lo que ha hecho con Star Trek en la primera película me convenció y lo poco que he podido ver de la segunda tiene muy buena pinta. Así que me sorprendería que no acertara a sacarle el máximo jugo a esta oportunidad de oro para trabajar en su admirada saga de Star Wars. 
Seamos positivos: peor que el disparate que hizo George Lucas con la primera trilogía no puede ser. 
Abrams además va a trabajar con seguridad desde una clave más clásica de la saga, esto es, acercándose a la de las películas que realmente le interesan, los episodios IV, V y VI, y seguramente se ha pasado media vida pensando en cómo continuaba la cosa después de El retorno del jedi, de manera que debe tener el asunto mentalmente bastante claro y bien pateado. 
Eso,claro está, si esta información es real y no resulta ser un bulo difundido por algún cachondo para pillarnos a todos en bragas y hacernos quedar como gilipollas como ya ocurriera con la supuesta secuela de Matrix que estaba preparando Keanu Reeves (seré sincero: yo ya no me fío ni de mi sombra, así que me quedaré tan fresco si resulta ser tan falso como el alma de Judas).
En todo caso, si Abrams acaba haciéndola, fijo que mete su ya tradicional subtrama de relaciones conflictivas entre padres e hijos. 
Tiempo al tiempo. 
       

No hay comentarios: