viernes, 18 de enero de 2013

CABREO DE MONO, LIBROS DE REGALO, CAGADA EN EL CAPITÁN AMÉRICA Y JAMONA RECALL

 
A las buenas, esta semanita vengo un poco cabreado, enmonado, enfadado o como quieran llamarlo. Verán llevo como año o año y medio comprando libros en una tienda que no mencionaré, más que nada porque se cuenta el pecado pero no el pecadorrl de la pradera. Libros como las dos primeras imágenes que les traigo, Los primarcas o Ravenor el ómnibus
 
Libros frikis de cojones oiga. Libros que cuestan unos 18 euritos. Bueno, pues en esa tienda con la compra de un libro, CUALQUIER libro te regalaban otro de una estantería especial en la que tenían los libros marcados, libros que no debían vender ni a tiros o libros que no les cabían en el almacén vaya usted a saber. Cual no fue mi sorpresa cuando el otro día iba a pagar en dicha tienda con un libro de regalo que ni siquiera había elegido para mí y me dicen que ahora no se regalan con la compra de CUALQUIER libro sino con la de colección concreta de ciencia ficción, de una editorial concreta. El fastidio fue mayor porque el libro que había elegido de regalo ni siquiera era para mí. En ese caso me la hubiera sudado un poco. Pero no era así. También me cabreó no haber reaccionado a tiempo y haber dejado allí toda la compra entre la que había un par de comics, el libro que se suponía me daba derecho al libro de regalo y una figura de Marvel. Pero bueno, uno tiene cuenta en la tienda, es decir es cliente habitual, de ir todas las semanas, las promociones cambian qué se le va a hacer, no vamos a montar un pollo por tan poca cosa, y demás. Después pensando me acordé que en una compra anterior al dependiente no le sentó muy bien que me llevara dos libros de regalo bien hermosos con otros dos libros que había comprado. Creo que ese día le acabó doliendo el escroto y claro, como buen ciudadano procuró que a la siguiente vez que me tuviera a tiro, el escroto me doliera a mí. Pensando luego también caí en la cuenta de que puede que fuera una maniobra retorcida por parte del colega y que saliera conque sólo regalaban libros por la compra de una editorial concreta sólo para jorobarme a mí. Paranoico ¿verdad? Pero como decían en la frase publicitaria de una peli "No es paranoia si de verdad te persiguen". Bueno pues como las promociones cambian, yo no voy a ser menos que ellas y voy a cambiar, pero de tienda. Ese tipo de libros, gracias a Crom, están por todas partes y como yo iba a la tienda por los libros de regalo y ya no hay regalo, pues no vuelvo y punto. Es que no me gusta que me duela el escroto ¿saben? Huy, pero pierdo las ventajas de la cuenta, me dirán. Me suda... el escroto. A la mierda tú y tus promociones, amigo, sin acritud. De hecho rompí la tarjeta con el número de cuenta así que ya ni me acuerdo de cuál era. Será por tiendas. Después decimos que hay crisis. Encima uno de los cómics que me compré, el del Capitán Yanqui traía cuatro páginas mal impresas, en las que se había corrido la tinta. 
 
 Vaya, me alegro de que alguien se corra, pero la colección del Capi se va a la mierda también. Bueno la del capi y otras que tendré que revisar a ver con cuántas me quedo, si es que sigo haciendo alguna. Además no me gusta que me cambien cada dos por tres el precio de la colección y metan dos números cuando les salga de las narices, por no decir del escroto. Claro así si el arco termina en un número, al ser dos te enganchas con el otro. Pues yo la dejo con la historia a medias, porque de todas formas me voy a quedar a medias. Como siga así voy a acabar comprando cómics en la Cuesta de Moyano y poco más. Entre cagadas de éstas, supertochos de más de treinta euracos y colecciones que se quedan a medias se me están quitando las ganas de comprar cómics, que no de leerlos, porque en casa tengo pilas de lectura que me dan para más de dos años, y si releo ni te cuento. 
Menos mal que tengo a las jamonas para relajarme, como la amiga Kate Beckinsale en Total Recall, el remake. 
 
La verdad es que disfruté como un enano. A ver si Lucas aprende cómo hay que planificar los ejércitos de robots, leñe.
Hala a cascarla, no les aburro más con mis historietas.

No hay comentarios: