sábado, 17 de noviembre de 2012

STEVEN SEAGAL LAWMAN: QUEBRANTAHUESOS SEAGAL POLI EN LA VIDA REAL...

Ayudante del sheriff de no sé dónde. 

Como lo oyen. 
Una risa.
Acabo de darme una panzada a reír viendo en un canal de la Sexta a Steven Seagal en plan policía “¡real!”.
Un espectáculo del calibre de las comedias de Esteso y Pajares, con deliciosos momentos de absurdo máximo que limitan con el humor de los Monty Phyton.
Lo primero de todo que no me creo nada de estos documentales,   más bien falsos documentales.
Está todo manipulado hasta rozar el insulto a la suspensión de la credibilidad del espectador.
Lo segundo que escuchar a Steven Seagal soltando proverbios y reflexiones orientalistas sobre el budismo mientras  intenta decidir si es bueno tirotear a unas nutrias y llega a la conclusión de que son animales dañinos y además se cumple el ciclo de la vida porque después de tirotearlas se las pones de comida en plan buffet libre a los caimanes del zoológico… no tiene precio.
En serio.
Una risa. 
 
Además ver al hombre con sus gafas de sol puestas asistiendo a un decadente concurso de piernas de tíos difrazados de tías para recaudar fondos como ayuda a una asociación de reinserción de toxicómanos tiene todo el aire de un cabaret berlinés a dos cuartos de hora de que Adolf Hitler tome el poder en Alemania.
Y escucharle decir: “¡Esta esto un poco subidito!” ya es intento de asesinato a base de risa.
Lo dicho: Seagal, tío, qué grande eres.
Eso sí, como algún espectador despistado haya puesto el programa creyendo que era una de tus películas y no te haya visto repartir una tollina en todo el reportaje, se habrá llevado un chasco notable.
La cosa se titula Steven Seagal Lawman. Y no tiene desperdicio.
En serio: cita obligada. Y te ríes. Fijo que te ríes.
Seagal, date una vuelta por Madrid, tío, para supervisar a los antidisturbios en las manifestaciones, a ver si tu budismo hace milagros, leche, que falta hace. 

No hay comentarios: