sábado, 24 de noviembre de 2012

BLACK FRIDAY: MI HOMENAJE AL CONSUMISMO ESPECIALMENTE DEDICADO A QUIENES ME LLAMAN DESCONFIADO

 Vale, que sí, que a veces me paso de desconfiado, que el mundo es como un capítulo de Heidi con sus cabras pero sin cabrones y las princesas Disney no utilizan consoladores, que me voy a tener que poner la música de los cazafantasmas de politono en el móvil, como dice uno de mis clientes
Si todo es bonito y con mariposas aleteando a nuestro alrededor mientras escuchamos un coro de serafines amenizándonos la fiesta. 
Faltaría más. 
Todos somos buenos. 
Por eso si me dicen que algo es lo más barato que puedo encontrar, yo voy y me lo creo.  
Lo malo es que mi dedo cínico sale disparado a sacar fotos como esta en contra de mi voluntad, y entonces de repente los cuentos de hadas se van a tomar por culo. 
Se impone la realidad. 
Dos tiendas de discos separadas por menos de quince metros.  
El mismo producto. 
 Tres euros que se van por el retrete. 
Por cierto, ser desconfiado me llevó hasta la segunda foto. 
Así que me ahorré los tres euros de "clavada". 
De manera que busquen, comparen y saquen sus conclusiones. 
El tachón en la etiqueta es porque de momento este blog no lleva publicidad. 
Ni siquiera negativa. 
Pero he dejado lo de "oferta", porque francamente me hace sonreír.
He querido traer hoy aquí esta foto porque he visto en un informativo lo salvaje que puede llegar a ponerse el personal por enganchar un chollo y porque veo en el twitter que está todo el mundo loco perdido con lo del Viernes Negro. 
¡Otra bonita tradición anglosajona que llega hasta nosotros!
He visto a una tipa arreándole un mordisco a otra para pillar un móvil de oferta. 
Terrible. 
Como para dejar de ser desconfiado, aparcar el cinismo y ofenderme cuando me llamen nihilista. 
De hecho, hoy, en homenaje a esta fiesta del consumo, no he consumido nada. 
Por llevar la contraria
Una manía que tengo. Como lo de no fiarme ni de mi sombra. 
No me sirve de mucho pero seguramente algún palo ya me habré quitado de encima. 
Eso fijo. 

          


       
  

No hay comentarios: