martes, 2 de octubre de 2012

VENGANZA: CONEXIÓN ESTAMBUL: MORIR MATANDO

 Tras una semana y pico en la que para ser sincero me ha costado un montón reunir ganas y fuerzas para darle a la tecla (he sido atacado por un catarro marrano que me ha tenido bastante noqueado, he tenido movidas de salud de un familiar con paseo hospitalario incluido y para redondear la jugada he vuelto a vivir uno de esos momentos raros, raros, raros en lo profesional de los que me llevan a pensar si no estaré haciendo el gilipollas con esta absurda vida de plumillla que llevo), he vuelto, como diría Schwarzenegger. 
De momento he conseguido encontrar ánimos y un hueco de tiempo para dejar aquí pista de mi crítica de Venganza: conexión Estambul, una entretenida continuación en toda regla, esto es, un ejercicio de secuela sin complejos, de Venganza, aquella película de Liam Neeson  con la que muchos hemos pasado tan buenos ratos viendo cómo reparte leña este hombre con la gracia y el salero de un Steven Seagal capaz de recitar a Shakespeare y que ha pasado por la corte del Rey Arturo en Excalibur y por las galaxias de George Lucas en La nenaza fantasma (desperdicio de personaje, por cierto). 
Lo que me hace gracia es que esta semana se estrenan dos películas que van a un público muy similar, sino el mismo, y las dos compiten no sólo por la audiencia, sino también por ver cuál se lleva el gato al agua con eso de titularse Venganza. 
Además de esta Venganza: conexión Estambul, tenemos Resident Evil: Venganza. 
Mucha venganza para el fin de semana. 
Creo que tal como está el patio económico, político, social y personal, ha sido eso de la venganza lo que me ha levantado la moral y me ha empujado a darle otra vez a la tecla. 
Fijo. 
El concepto de venganza es interesante. Dicen que está feo y es de gente bajuna, pero como la crisis económica va camino de convertirnos a todos en basura blanca no me inquieta mucho el asunto. 
Y total, como decía Paul Newman en Camino a la perdición, creo que ya ninguno veremos el cielo. 
Entre unas cosas y otras estoy de una leche últimamente que no sé si tirarme al metro, a la taquillera, darme un chute de venganza si se me pone a tiro o irme este fin de semana a visitar Expo Cannabis 2012, VIII Foro del Cáñamo y Tecnologías Alternativas, que celebran el 5,6 y 7 de octubre en la cubierta de Leganés...
Venganza o cannabis. 
Esa se la cuestión, que diría Hamlet antes de fumarse un porro de una sola calada brutal.
De la venganza de Milla Jovovich contra Umbrella y los zombis hablaré también en la correspondiente crítica de la página web de Acción pasado mañana o como mucho el viernes, pero de momento ya podéis leer mi comentario sobre esta segunda a aventura de Liam Neeson que llega al viernes a la cartelera en la página web de la revista Acción:  http://www.accioncine.net/reportajes/criticas-proximos-estrenos/1644-venganza-conexion-estambul-xxx.html
 
 

1 comentario:

Alberto dijo...

Pues vaya !!!! bueno todos tenemos malas rachas, a seguir escribiendo y ánimo que seguro que el escribir y el estar conectado te ayudan. Yo este fin de semana me decantaré por Resident, castañaca buena,espero entretenida y con un 3D decente, con lo cual voy al cine con una sensación menos cinefila y más de atracción de feria.
Espero que este año continues con las previews de las series que ves ya que siempre contrasto mi vision de Fringe(espero hables sobre el comienzo de temporada) y Sobrenatural, en tu blog y casi siempre coincidimos, incluso en tu anterior publicación sobre Revolution.
Lo dicho......