domingo, 28 de octubre de 2012

TU CABEZA POR MIL DÓLARES (PER 1000 DOLLARI TI AMMAZZO), de Giovanni Fago




Tu cabeza por mil dólares, dirigida en 1967 por Giovanni Fago, es acompañante perfecta de Como lobos sedientos, la película que comenté hace unas horas. Tiene sus mismas características en lo esencial y comparte dúo protagonista, nuevamente Gianni Garko ejerciendo con su seudónimo de Gary Hudson y Claudio Volonté ejerciendo con el nombre artístico de Claudio Camaso.
Para el argumento no se han complicado mucho la vida. Han tirado de la historia de Caín y Abel de toda la vida, salvo que como esto es un espagueti western, los dos hermanos enfrentados son dos versiones de Caín y Abel no está ni se le espera.
Aunque, claro, siempre hay uno un poco menos Caín que el otro, por aquello de mantener la estructura de protagonista y antagonista con un mínimo de decoro.
Aparece también en un pequeño papel de mejicano el gran Fernando Sancho, muestra de su presencia esencial en algunos de los clásicos del género del oeste en su variante europea.
Un detalle: los distintos flashback en plan melodramático llorón podrían parecernos en principio sobrantes, un lastre, pero en realidad sirven como elemento para aclarar la manera en la que los artífices del western mediterráneo veían el género.
Viendo Como lobos sedientos y Tu cabeza por mil dólares, que en mi opinión son dos de los mejores espagueti westerns en una clave de alternativa a las producciones de Leone y Sollima, queda claro que a los artífices de este tipo de películas no les importaba absolutamente nada mantener el mínimo nexo de verosimilitud o aproximación a las producciones estadounidenses del mismo género. Simplemente se apropiaban de sus elementos más esenciales para reescribirlos en una clave europea que incluye la sustitución de la mitificación del pasado de los Estados Unidos presente en el cine del oeste cocinado en Hollywood por las raíces mitológicas y folclóricas europeas, a las que se añade un toque de parodia y sátira si llega el caso. Así, las escenas de flashback del pasado de los dos hermanos y el motivo de su enfrentamiento fratricida en torno a la muerte del padre, que dichos sea de paso opera de una manera completamente distinta a argumentos similares en los clásicos del western norteamericano como Winchester 73 o Lanza rota, se enmarcan en una manera de entender ese recurso que tiene más que ver con el melodrama al estilo europeo, más literario que cinematográfico, una característica que también poseían los distintos flashback de Agáchate maldito, de Sergio Leone.
En todo caso, ahí dejo dos secuencias a modo de ejemplo y anzuelo para picar la curiosidad del personal. 



No hay comentarios: