domingo, 7 de octubre de 2012

SUDDEN DEATH (MUERTE SÚBITA), de Peter Hyams, o cómo desperdiciar a Jean-Claude Van Damme



 Acabo de ver Sudden Death, un buen ejemplo para entender por qué la carrera de Jean-Claude Van Damme se fue complicando hasta alejarse de las salas y condenar al actor a la explotación en vídeo y dvd sin estreno comercial. 
 
            Metió la pata eligiendo algunos proyectos. Y en otros casos, tuvo mala suerte, porque proyectos que en principio podrían pintar bien, como éste, acabaron siendo un fiasco. Pero ¿realmente pintaba tan bien Sudden Death?
            A ver: Peter Hyams ya había dirigido a Van Damme en Timecop, policía en el tiempo, justo un año antes, en 1994, y no es mal director para las historias de acción, así que es inexplicable lo mal pensado que estaba este proyecto.
            Me explico: tienes a Jean-Claude Van Damme en una copia descarada de Jungla de cristal… ¡y no le dejas repartir leches! ¡Le pones a buscar bombas en lugar de a dar patadas a todo lo que se le ponga de por medio!
            Y, lo que es peor: cuando filma las escenas de combate, que son pocas, encima lo hace en planos muy generales, así que no se ve nada, como en la pelea sobre el techo de la cúpula del estadio. Para un rato que teníamos de ver a Van Damme repartiendo, nos lo hurtan y ponen la cámara a vista de pájaro.
            Y el caso es que Hyams, en Timecop, sí que había sacado partido a Van Damme repartiendo leña.
            Una posible explicación es que al parecer Van Damme no era la primera elección para interpretar al protagonista, de manera que sus cualidades especiales para dar leches no fueron contempladas en el guión, pero fue un error garrafal no aprovecharlas adaptando el guión una vez que fue contratado para ese papel.
            La película, que como digo es un clon flojo de Jungla de cristal, habría ganado bastante con ello. Pero cuando queda más claro a qué se debe el despropósito es al conocer que la primera versión del guión era una parodia de la fórmula de Jungla de cristal concebida como ejercicio humorístico, de lo que sólo quedó la pelea de Van Damme con la tipa vestida de pingüino.
            Y lo que yo me pregunto es si están locos estos romanos, como diría Astérix. Vamos a ver: está concebida como parodia, luego la cambias y te la tomas en serio, escribes otra vez el guión, fichas a Van Damme pero pasas de lo que Van Damme puede aportar a las escenas de acción… ¿Es que nadie tenía la menor idea de lo que estaban haciendo? ¿Se había vuelto loco el cocinero? ¿Qué es eso de que a medias de la desactivación de bombas el protagonista se ponga el uniforme de portero de uno de los equipos y acabe jugando el partido? Absurdo. Suena a coña limonera porque posiblemente es otro resto de aquella primera versión del guión en la que la película era una comedia de acción, más propicia para Eddie Murphy.
            Total, que esto no lo arreglaba ni el curioso papel de villano que hace Powers Boothe, muy tópico, pero con algunos golpes humorísticos logrados.
             A pesar de todo no perdieron dinero. Se gastaron 35 millones de dólares en hacerla y recaudaron en todo el mundo más de 64 millones.
            De manera que en esa época Van Damme hacía dinero en los cines incluso con truños como éste. Se estrenó en 100 pantallas en España, en 189 en el Reino Unido, en 269 en Francia…
             Al año siguiente Van Damme estrenó su proyecto como director, The Quest (En busca de la ciudad perdida), que fue un proyecto épico pero de carácter más personal, el último hurra del actor antes de entrar en el circuito de producciones más modestas. Así que podríamos decir que Sudden Death fue la última ocasión en la que se le pudo ver en una producción de gran estudio, a todo trapo comercial.
            Aunque vistos los resultados, casi es preferible verle en producciones más modestas posteriores donde reparte más leña que en ésta. En producciones más modestas, la estrella era él, no el despliegue propio del cine de catástrofe que exhibe esta desorientada producción que además de estar clonada de Jungla de cristal, como ya he comentado, parece haber pillado cosas de otra de estadio titulada

No hay comentarios: