sábado, 27 de octubre de 2012

COSECHADOR DE SANGRE, de Aaron Dembski-Bowden



 Cosechador de sangre es la segunda entrega de las aventuras de los Amos de la Noche, rebeldes empeñados en vengarse del Emperador de Terra que se alían con las hordas de la disformidad y el caos reunidas en este caso en los Corsarios Rojos.
Aaron Dembski Bowden no defrauda a quienes seguimos las aventuras del Profeta, también conocido como Cazador de Almas, de su esclavo Septimus, la navegante Octavia y la nave del Elevado: el Pacto de Sangre.
Las nuevas aventuras de la Primera Garra de la VIII legión de los Amos de la Noche les llevan primero a atacar la base Ganges y en el desenlace de la novela Vilamus, la fortaleza monasterio del Adeptus Astartes. Son el principio y el final de un paseo que ningún aficionado a las novelas de Warhammer 40.000 puede perderse y también resultará muy interesante para los aficionados a la ciencia ficción militarista en general porque entre otras cosas, plantea una variación esencial sobre lo que viene siendo habitual en dicho género: los protagonistas son aquí los villanos, entregados a la corrupción del caos, medio demonios, aparecidos, monstruos, desterrados, vencidos y exiliados, herejes y asesinos, capaces de hacer una leva brutal para buscar nuevos reclutas al borde del infierno.
La reflexión de su protagonista, el Cazador de Almas, sobre su pasado es en ese sentido toda una declaración de principios: “Mi padre era un asesino, al igual que su padre antes que él, y al igual que el padre de su padre antes que eso”.
Los héroes están ausentes en esta historia, y la épica se tiñe de tonos muy oscuros para contarnos una historia donde personajes que responden por el nombre de El Desollador pueden acabar siendo los que salven el día.
Aún mejor que la anterior novela, Cazador de almas
Que suenen los cráneos como si se estuvieran riendo... 

No hay comentarios: