lunes, 3 de septiembre de 2012

BLADE RUNNER EN CASETE


 Vale, que ya sé que es mejor escucharlo en cedé. Que si la calidad y tal. Pero me niego a desprenderme de objetos que son carne de museo de mi juventud. Y esa cinta de la música de Blade Runner compuesta por Vangelis para acompañar e ilustrar la película de Ridley Scott me trae muchos recuerdos. No sólo por haber sido la sintonía de Informe semanal, que era el programa que iba los sábados por la noche antes de la película más destacada de la semana en TVE 1 cuando no había más cadenas que esa y TVE 2 y yo no tenía vídeo, sino porque durante un tiempo me sirvió con frecuencia y fielmente como acompañamiento sonoro para darle a la tecla a algunos de mis primeros libros. Incluso debo haber estudiado algún que otro examen con ella, aunque dudo mucho que mi cabeza diera para pensar en lo que estaba estudiando si me ponía a repasar las secuencias de la película al escuchar el tema Blade Runner Blues o el tema de los títulos finales, por ejemplo.
            El otro día me puse a revolver cajones y me tropecé con un buen puñado de casetos que estoy volviendo a darle de comer al bicho escupemúsica… lo cual me recuerda que mi hermano lleva dos semanas intentando encontrar un reproductor de cedés y casetes decente en el mercado y sólo encuentra mierdas minúsculas que cuestan una pasta.
            Eso me hace mirar con mucho más afecto a mi bicho. Me costó la mitad de lo que le piden a él por un trasto que es la mitad de bueno, tiene la mitad de altavoces y seguramente le va a durar menos por aquello de la obsolescencia programada.
            Tiene narices.
            Como ocurre en tantos otros terrenos, en el de los chismes para escupir música vamos a menos, pero los trastos son cada vez más caros.
            Total, que me quedo con la cinta de casete de la banda sonora de Blade Runner  como pieza de museo de la frikiteka por otra parte perfectamente utilizable.
            Hasta aniquilar al apache, como decían Charlton Heston y Richard Harris en Mayor Dundee.

No hay comentarios: