martes, 7 de agosto de 2012

ROCK OF AGES (LA ERA DEL ROCK), MI CRÍTICA EN LA WEB DE ACCIÓN


            Siendo crío me encoñé con Ginger Rogers viendo sus musicales con Fred Astaire en televisión. Luego tropecé con otros musicales que no me gustaron nada y empecé a pasar del género, aunque sigo quedándome enganchado cuando veo bailar a Ginger Rogers.  
            Quiero decir que los musicales me gustan poco, o casi nada. No obstante el elemento femenino del género siempre ha sido un poderoso anzuelo. Bueno, siempre no, casi siempre. Un ejemplo: Cantando bajo la lluvia me parece una castaña, aunque entienda que es un clásico del cine y su planificación, coreografía, bla, bla, bla… Pero cuando llega el número de Cyd Charisse, me quedo enganchado.
            En realidad lo que me engancha es Cyd Charisse, como en su momento me enganchó Ginger Rogers, u Olivia Newton-John al final de Grease (siempre me pregunté por qué carajo no me la vestían de macarra antes…). Seguro que por eso me gustó también Chicago. Especialmente los números de Catherine Zeta-Jones, porque personalmente Renée Zellweger me parece menos excitante que el felpudo de la casa de Los Simpson. A veces intento ponerle otra g en el apellido, a ver si me pone algo más, pero no funciona.
            Creo que no he pasado de ahí con este género. Por eso salvo raras excepciones, como Quadrophenia, El Muro, Bailar en la oscuridad… el musical sigue sin convencerme. Por ejemplo sigo pensando que meterme a ver Hair en lugar de Octopussy fue uno de los peores errores que cometí en mi adolescencia. La de los hippys me pareció una castaña inaguantable. Y eso que Octopussy es sin duda la peor película de la saga de 007, a pesar de Maud Adams. 
            No obstante estuve viendo hace un mes, más o menos, Rock of Ages, que si mal no recuerdo se estrena este fin de semana, y me convenció. Está bien servida en el apartado de chavalas, capitaneadas por una Catherine Zeta Jones tan demoledora como siempre y con Malin Ackerman para cortar la respiración como suele. Pero además me convenció bastante Tom Cruise en su papel de estrella rockera más perdida que un burro en un garaje. Y la banda sonora no está mal. Engancha, es pegadiza. Vale, no están AC/DC, ni Möthorhead, ni Iron Maiden, ni… otros muchos de mis favoritos a la hora de destrozarme la oreja, pero con el tipo de música que tiene no te aburres.
            Y además soy un tipo de fácil conformar: el número de Catherine Zeta-Jones (sólo uno, lamentablemente) y su aparición final vestida de motera tipo Judas Priest, me dejó K.O.
            Así que, ya ven, otra vez las féminas y el musical…
            Más datos en la crítica que redacté para la página web de la revista Acción:  http://www.accioncine.net/reportajes/criticas-proximos-estrenos/1562-rock-of-ages-la-era-del-rock-xxx.html

No hay comentarios: