miércoles, 29 de agosto de 2012

MADRID EN AGOSTO EN 3 FOTOS


           Ahora que han pasado, al menos por el momento, los días de calor, y con las vacaciones de un servidor tocando a su fin inapelablemente, encuentro cierta satisfacción en recordar lo que ha sido un verano sudando como un perro en las calles de Madrid a la caza y captura de películas, libros o  cómics que echarme a las córneas para entretener las horas de infierno en el que no he dejado de acordarme del Fuego Valyrio que soltaba Tyrion sobre el ejército enemigo en la segunda novela de la serie Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin, Choque de reyes, que también me he leído este verano antes de ver la segunda temporada de la adaptación televisiva.
            De todas las fotos que he estado sacando en este verano, me quedaría con estas tres. o tengo aspiraciones fotográficas en absoluto, pero me ayudan a disfrutar más y mejor del aire fresco que ahora mismo está entrando por mi ventana.
            La primera es la Gran Vía cocida en su propio fuego a las ocho de la tarde, con el sol achicharrando a sus víctimas. 
 
            La segunda es un trozo de calle, a la puerta de una tienda de cómics próxima a Gran Vía donde mi hija y mi hermano se estaban aprovisionando mientras yo esperaba en la calle. Dicho sea de paso, parece que algunos propietarios de las tiendas de cómics están peleados con el aire acondicionado. Así me van a sacar poca pasta, porque lo de comprar con el pañuelo en la jeta para sacarme el sudor no me pone nada. 
 
            La tercera es la mirada ansiosa a la promesa lluviosa de una nube que pasó olímpicamente frente a mi hocico sin dejar ni una sola gota de agua. 
 
            ¡Cabrona!

No hay comentarios: