miércoles, 1 de agosto de 2012

EL HOBBIT EN TRES PELÍCULAS: ¡QUÉ LISTO ERES, PETER JACKSON!

 Otra cosa no, pero ojo clínico para hacer negocio no se le puede negar al amigo Peter Jackson. 
Tal como publicamos en la página web de la revista Acción, el director de El señor de los anillos ha confirmado oficialmente el rumor que saltó en el Comic Con de San Diego: que El Hobbit no va a llegar al cine en dos películas como se dijo en principio, sino en tres. 
Aduce para ello, y sus seguidores incondicionales le hacen de palmero, que en realidad no se trata sólo de adaptar El Hobbit, la novela de Tolkien, sino de añadir materiales de los apéndices de El señor de los anillos y demás, girando todo en torno al amigo Bilbo Bolsón, el tío de Frodo... 
Hombre, como intento de vendernos una burra no está mal. Pero como dirían en el programa de Marca televisión Futboleros, creo que es un pollino en toda regla. 
Ya propuse el otro día en una Twitter que llegados al caso podría titular el asunto "Todo lo que siempre quiso saber sobre Bilbo... pero no se atrevía a preguntar", y poner a Woody Allen como el hobbit que da título al asunto. 
A ver, que entiendo el interés comercial. Que me parece incluso lícito, porque el cine es un  negocio, pero que el pollino no lo compro. 
Hay quien me ha dicho que no proteste tanto, que luego le voy a cascar cinco estrellas en la revista a las tres películas. Tuve que recordarle que la trilogía de El señor de los anillos no me convenció del todo y de paso  mandarle a que devolviera la bolita de cristal a los chinos donde la habiá comprado porque no le funcionaba bien. 
Ni yo sé cuántas estrellas le voy a poner, porque no he visto las películas. 
Pero lo que está claro es que, desde un punto de vista eminentemente comercial, la jugada es magistral. 
Ahora serán tres estrenos, en lugar de dos, esto es: tres recaudaciones en lugar de dos. 
Y como la gente está por la labor, de ese modo se ha fabricado una trilogía de la que podrá alimentarse, si todo le sale como espera y la taquilla responde, durante tres años, en lugar de dos. 
Es como hacer matanza del marrano y dividir las salchicas en tres partes en lugar de dos. Las salchichas son las mismas, pero más troceadas. 
Si eso va a afectar o no al ritmo de las películas  es cosa que no podemos aventurar, aunque conociendo lo mal que se le da la elpisis al amigo, tal como demostró en su interminable rosario de finales de la tercera de El señor de los anillos y sopesando el irregular ritmo de aquella trilogía, cruzo los dedos porque el amigo Jackson ande más fino en esta materia cuando aborde esta conversión de binomio en trilogía de El Hobbit. 
En todo caso, ojalá que la jugada le salga redonda, que las tres películas sean muy buenas, y que todos nos lo pasemos mejor que con El señor de los anillos. 
Pero no olvidemos ahora que llegamos a este punto las distintas fases por las que ha pasado el proyecto. 
Por ejemplo, ¿recuerdan que en principo El Hobbit iba a dirigirla Guillermo del Toro? ¿Se imaginan la Tierra Media reimaginada por el director mejicano? 
Me habría gustado ver El Hobbit según Guillermo del Toro. 
Para cerrar este comentario les voy a dar mi opinión sincera. 
Creo que El Hobbit se podría haber adaptado perfectamente en una película, y ya dividirla en dos me parecía excesivo, especialmente teniendo en cuenta que El señor de los anillos se adaptó en tres largometrajes. 
Si me dijeran que Peter Jackson va a hacer una serie de seis o nueve películas con El Silmarillion lo encontraría perfectamente lógico. Pero cualquiera que haya leído El Hobbit (y yo la he leído dos veces), sabe que se puede adaptar perfectamente en una película. 
Pero, como digo siempre, el cine antes que arte es un negocio del ocio y del espectáculo, así que lógico es que quieran sacarle todo el jugo al asunto. 


 
 
 

No hay comentarios: