miércoles, 1 de agosto de 2012

BAMBI CONTRA GODZILLA, perlas de sabiduría de DAVID MAMET

 Ya dije en un post hace semanas, o quizá incluso meses, que cuando las cosas se me tuercen me pongo a leer. 
Es algo que les recomiendo a todos. 
Relaja. 
Es útil porque se aprenden cosas. 
Es útil porque se aprende a poner en su justa medida nuestros propios dramas y alegrías. 
Es útil porque nos hace menos tontos de lo que somos (no se entusiasmen, leer no hace milagros: la tontería primigenia que nos acompaña a todos desde la cuna prevalece, de esa no nos libramos ni leyendo, pero leer es un bálsamo para las devastadoras consecuencias de esa estultucia que nos acompaña desde que nos soltaron en este mundo). 
Y además leer es divertido. 
Y leyendo, una de las mayores satisfacciones que me ha proporcionado este curso ha sido tropezarme con el libro de David Mamet Bambi contra Godzilla.  
Una gozada con un montón de reflexiones y alguna que otra perla de sabiduría sobre el cine, la creación y la vida en general. 
El directo y dramaturgo afirma sobre el cine y la manera de contar en cine y literatura: 
"La narración de cuentos es como el sexo. Todos lo hacemos de forma natural. A algunos se nos da mejor que a otros". 
"El precursor del cine es el relato alrededor de la fogata. En ese relato, oímos e imaginamos, en la película, vemos e imaginamos. El carácter estructural de lal película permite que reine la imaginación (....) Cuando la película se vuelve narrativa en lugar de dramática, cuando sustituye la imaginación desl espectador, éste pierde interés". 
"La estructura dramática depende exclusivamente de la progresión de incidentes (un paso necesario desde la proposición inicial) hasta la conclusión". 
"La falta de sentimentalismo es un mérito en un escritor y distinguea los simplemente buenos de los que tienen algo que decir de verdad". 
"El verdadero escritor no debe escribir lo aceptable, sino lo que es verdad". 
 "Truman Capote, Noël Coward crearon personajes femeninos que eran fantasías mascluinas concebidas por hombres homosexuales. Muy agradables, desde luego, pero poco acertadas". 
"Los mujeres en los medios de entretenimiento de masas, pueden ser víctimas o compañeras postsexuales, eunucos, de hecho". 
"Las terribles voces de esa coerción conocida como corrección política claman, no por la igualdad, y menos aún por la humanidad, sino por el poder". 
"La conciencia de nosotros mismos nos convierte en zoquetes". 
 Y tres perlas finales de entorno más bélico que vienen al pelo para los tiempos que vivimos, a saber: 
"Cuando tu plan de batalla va perfectamente, es que acabas de caer en una emboscada". 
"Todos los combates se libran de noche, bajo la lluvia, en la intersección de cuatro segmentos del mapa". 
"Nunca te fíes de un recluta con un arma o de un oficial con un mapa" (caray, eso se lo podría haber soltado yo a alguno de mis empleadores/clientes este año, varias veces...). 
"Si no recuerdas hacia dónde apunta la espada, es que apunta hacia ti". 
Además de todo esto, Mamet nos habla en su libro de la estructura del gag, de cómo organizar un relato, de la industria del cine y sus puntos oscuros, y un largo etcétera de asuntos interesantes que él consigue hacer aún más interesantes. 



No hay comentarios: