viernes, 20 de julio de 2012

PROMETHEUS, MI CRÍTICA Y POR QUÉ CREO QUE ES DE CINCO ESTRELLAS EN LA PÁGINA WEB DE ACCIÓN


Ayer por la noche, a eso de las 20:30 en lo que fuera el UGC Cinecité de Méndez Álvaro y ahora es otra multisala del circuito Cinesa, asistí a la proyección de lo que me gusta denominar “películas fenómeno”. La de Batman de Christopher Nolan lo es. Lo fueron Los Vengadores, también, a su manera, Spiderman… Se trata de títulos que despiertan especial interés entre el público general y debates encendidos incluso antes del estreno entre los aficionados al cine en particular.
            La película era Prometheus, dirigida por el maestro Ridley Scott.
            Y supongo que va a dar mucho lugar al debate, la discrepancia, incluso puede que a charlas tan encendidas e incendiarias como un debate futbolero antes, durante y después de un Real Madrid-Barcelona.
            Pero ante todo eso, yo sólo puedo decir lo que me parece a mí. Puedo dar mi opinión y explicarla. Puedo intentar explicar por qué ayer asistí a una gran noche de ciencia ficción con Prometheus y Ridley Scott. Por qué creo que el director, por encima de todas las pegas que se le quieran sacar al guión, ha conseguido rodar una película de ciencia ficción pura que escapa a la sombra de Alien porque juega en otro deporte. Explicar cuál es la principal diferencia entre la utilización de los géneros en Alien frente a la utilización que hace en Prometheus, donde se impone la ciencia ficción y precisamente por ello el robot David, interpretado por Michael Fassbender, es el protagonista junto con la científica que cree en Dios. Y entre ellos está el verdadero juego de la película. Explicar por qué creo que Scott ha tenido unas agallas impresionantes apartándose del camino más fácil, que sería llenar la pantalla de bichos y sacarse de la manga una precuela, secuela, spinoff o remake de Alien mezclado con Aliens de James Cameron, y en lugar de eso ha preferido dejarnos una joya en la que demuestra que sigue siendo un maestro en las visitas al futuro al que deberíamos otorgarle mayor confianza y más crédito. Explicar por qué creo que Prometheus permite varios visionados y crecerá con cada uno de ellos, como en su momento le ocurriera a Blade Runner. Y, esencialmente, explicar por qué creo que lo mejor que puede hacer el espectador se olvidarse absolutamente de Alien cuando entre a ver Prometheus.
Todo esto lo expliqué ayer de madrugada tecleando al salir del pase e intercambiando tweets con algunos colegas y aficionados que ya habían visto la película y discrepaban.
Y disfruté como no había disfrutado tecleando y charlando de cine en mucho tiempo.
Porque, amigos, se puede discrepar. Puede no gustarte Prometheus. Pero yo sigo pensando que es una maravilla de cinco estrellas.
Siempre que se aplique todo lo que he planteado aquí y planteo en mi crítica de la revista Acción, donde además hago una llama final para los amigos y seguidores de las novelas y el juego del universo Warhammer 40.000
 Aquí he incluido tres posters alternativos. El primero es el que más se acerca a lo que es realmente la película. 
 
El segundo marca cuál es la verdadera clave de la misma, el robot, David, en papel de protagonista, muestra clara de que estamos en el género de ciencia ficción dominando, y no en terror envuelto en ciencia ficción, como ocurriera en Alien.
El tercero es un tributo a lo muy espectacular que puede ser visualmente el trabajo de Scott, y por qué es preciso ver esta película en cines, en pantalla grande. 
 
Más información en la página web de la revista Acción, a saber:  http://www.accioncine.net/reportajes/criticas-proximos-estrenos/1546-prometheus-xxxxx.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo por ver al gran Fassbender valdrá la pena.

Ryo Hazuki dijo...

Muy buena entrada exponiendo muy bien todas las virtudes y dejando claro tu respeto a todas las opiniones sobre la peli, yo soy de los que no le gusto mucho la película, pero reconozco sus cosas buenas y es que como dices la dirección de Ridley Scott es para quitarse el sombrero de las mejores sin duda de este año demostrando ser un gran autor dejando su seña a pesar de las adversidades (el guión de Lindelof) y la interpretación de Michael Fassbender son las mejores virtudes de esta película que es complicada y como as mencionado o la amas o la odias, el porque a mi no me gusto mucho pues el guión de Lindelof que deja muchas cosas sin explicar, yo espero verla de nuevas cuando salga en blue ray y seguramente contenga una versión del director como viene siendo costumbre en Ridley Scott.

Saludos :)