martes, 24 de julio de 2012

LA MASA HACIENDO PESAS, VIEWMASTER DE DUNE, CUTRECONAN Y "LA" JENNIFER LÓPEZ DE BÁRBARA, por TELLY CHAVALAS

A las buenas, esta semanita vengo en plan operación bikini pero con los personajes de Marvel. Francamente yo las operaciones bikini me las paso todas por el arco del triunfo, vamos que prefiero tener lorzas que soltarle la pasta a un gimnasio para que intenten ponerme en forma. Que lo intenten, a ver si pueden. 
 
Ya sé que es una conducta antideportiva, pero es que a mí el deporte me la suda bastante y ver cómo el amigo Hulk hace pesas me parece una soberana gilipollez. Como si le hiciera algún efecto, si ése con un bombazo gamma ya va que chuta. Vamos a ver, ¿para esto llevo años buscando un campo de pruebas en el que detonen bombas gamma? ¿Lustros buscando una araña radiactiva que me pique y me dé superpoderes? ¿Siglos buscando una peluquería terrígena en la que consiguan que mi cabellera cobre vida? (bueno esto último, no, la verdad) ¿Para tener que hacer pesas? Vaya mierda de superpoderes. Y de libro. Para eso me quedo con el método de ejercicios de la Real Fuerza Aérea canadiense que me costó 20 céntimos en la Cuesta de Moyano y que lleva cerrado desde que lo compré, ahí, cogiendo polvo en una estantería. ¡Ejercicio yo! Ni de coña. 
 También les traigo una fotillo de un Viewmaster. ¿Que qué coño es eso? Pues un cacharro parecido a un visor de diapositivas en el que introducías un disco con fotillos transparentes, lo orientabas hacia una fuente de luz y al darle a la palanca las fotillos iban girando. 
 
Ya saben, para aquellos tiempos en los que no había ni ipads, ni itunes, ni ipollas en vinagre, ni hostias benditas. Vamos tiempos cretácicos a la par que divertidos y mucho más imaginativos. Este viewmaster es de Dune, la cagada aquella que soltó David Lynch en todo lo alto del genial libro escrito por Frank Herbert. Creo que incluso se limpió con páginas del libro el muy guarro. 
 Y hablando de limpiarse con páginas de algo, les recomiendo este cómic de Conan para semejante tarea. 
 
Vayan a comprárselo a la tienda, ¡corran! y dense el gustazo de realizar tan higiénico ejercicio con sus páginas. Es lo único positivo que se puede hacer con esta adaptación de La Reina de la Costa Negra. ¡Vaya un Conan que me han dibujado! ¡Más blando que un taco de plastilina! Y vaya un sitio de guardarse el cuchillo, como se descuide se hace una vasectomía radical. Y coge mejor la espada muchaaacho que es un arma no un osito de peluche. Pero vamos a ver, ¿va a ser mejor esta ñorda que los tebeos escritos por Roy Thomas, dibujados por John Buscema y entintados por Ernie Chan? Lo dudo. Estoy de remakes hasta los mismísimos. Remakes innecesarios y encima más malos que el original. Le meto fuego, como caiga en mis manos, le meto fuego y bajo corriendo las escaleras de mi casa, en pelota picada y gritando que voy a quemar Troya. ¡¡Por Crom, Nergal, Mitra, Bel, Macha y Nemain!!. Menos mal que está la Jenny para calmar los ánimos. Jennifer López, J.Lo o como cojones se llame ahora, en la portada de Rolling Stone y disfrazada de bárbara. 
  
La verdad es que está bárbara la tía. Y es mucho más bárbara y cimeria que el moñas de la portada anterior. 
¡Ah, como caiga en mis manos le meto fuego! ¡Le meto fuegoooo!
Hala a casarla y limpiénse bien.

No hay comentarios: