jueves, 10 de mayo de 2012

VERDE: EN OCASIONES VEO CÉSPED...

A primera hora de esta mañana, sin avisar, los periódicos gratuitos me dan opciones para volver a pillarme un mosqueo de narices. En portada un pícaro moderno, pero sin gracia, al que no culpo por su picaresco proceder. Más culpables me parecen los que se lo consienten.
 Pero en lugar de mosquearme, camino a la Payáncueva para ponerme a teclear textos para la revista Acción y preparar la clase de cine de la biblioteca que tengo que dar esta tarde (empezaré con El verdugo de Berlanga, no les digo más...) he decidido liarme a sacar fotos de superficies verdes. ¿Por qué verdes? Pues porque mi color favorito es el azul, pero vivo a tomar por saco del mar, en el interior, y lo más parecido al mar que tenemos aquí es el césped, los árboles, esto es, el color verde (bueno, algunas partes del Manzanares también pueden ir verdes de vez en cuando, y hay algunos lagos de parques que pueden llegar a tener un tono marroncillo inquietante y ligeramente maloliente que hace temer la salida de sus aguas de la Cosa del Pantano, pero eso no cuenta).
El verde al que me refiero es el que luce el césped a primera hora de la mañana, con los primeros rayos del sol, o el que tienen algunos árboles y plantas...
Total, que lo he visto todo verde esta mañana, así que ahí dejo las fotos.




 ¡Se me olvidaba! También he confirmado que Cameron Díaz me gusta má de morena o castaña que de rubia.


No hay comentarios: