sábado, 12 de mayo de 2012

TOKYO STORM WARNING, de Warren Ellis


 En agosto de 2003, el guionista Warren Ellis se sacó de la chistera una miniserie de cómic en tres entregas que debería estar en la colección de cómic de todo buen aficionado a la ciencia ficción por varios motivos.
            El primero es que es un perfecto homenaje de traducción al cómic de las historias de robots gigantes tripulados y monstruos gigantes, tipo Godzilla, que ha hecho famosos el cine japonés de catástrofe, ciencia ficción y aventuras. Pero el guión es de Warren Ellis, así que pueden figurarse que no todo se queda en ese homenaje, sino que hay aportaciones muy curiosas. Por ejemplo el hecho de que todo transcurra en una realidad alternativa donde las bombas atómicas lanzadas por los norteamericanos al final de la Segunda Guerra Mundial fueron a parar contra las ciudades de Tokio e Hiroshima. 
 
Es el punto de arranque de una trama que consigue en apenas unas cuantas viñetas poner en la mente del lector lo que a las tres películas de Transformers de Michael Bay y a la película Monstruoso (Cloverfield), producida por J.J. Abrams, les costó mucho más dinero y despliegue, con resultados en algunos casos menos interesantes. 
 
Por ejemplo  los combates que sostienen los monstruos giantescos de aspecto reptiliano con los robots tienen un puntito gore muy curioso que ahoga en litros de sangre viscosa a los ciudadanos de Tokio, o lanza sobre ellos los cartuchos vacíos de la munición disparada por los robots tripulados. 
 
 
 
Creo que a todo aficionado a Transformers, las películas de Godzilla, los géneros mecha y kaiju eiga y las películas de catástrofe les interesará ese nuevo punto de vista puesto en la historia por Warren Ellis y dibujado en unas viñetas plenas de contenido visual, de esas abigarradas que te permiten volver a mirarlas y disfrutarlas varias veces dibujadas por James Raiz con tintas de Andrew Curry y Trevor Scott y dibujos adicionales de Carlos D´Anda. 
 
Quienes crecieron viendo los dibujos animados de Mazinger Z y pasaron la adolescencia viendo series como Evangelion, también podrán encontrarle un sentido más interesante a esta reflexión de Warren Ellis sobre estas curiosas formas de evasión manejadas en el cine, el cómic y los dibujos animados japoneses. 
 
Y hay incluso una viñeta que me ha parecido mágica: un plano general de una ciudad de Tokio futurista, con edificios gigantescos formando un laberinto abigarrado de construcciones que recuerda tanto la ciudad de Los Angeles en Blade Runner como el laberinto urbano de Akira, en la que surge como un tótem la figura del coloso Megashogun, guiño a uno de los personajes más curiosos del género fantástico producido en Japón: Daimajín, el gigantesco samurái de piedra.
Y por supuestos es título esencial para los aficionados a los bichosaurios…

No hay comentarios: