jueves, 17 de mayo de 2012

GRUPO SALVAJE: ¿ES GAY O NO ES GAY?

 Me comenta un amiguete y lector de este blog que el otro día escuchó a un crítico decir que Grupo salvaje incluye una relación homosexual entre algunos personajes.
Por mi parte le he recordado que se dice lo mismo de los personajes de James Stewart y Richard Widmark de Dos cabalgan juntos y también del director de ésta,  John Ford, con Woody Strode, el Sargento negro, que le estuvo cuidando cuando era anciano. También del final de Casablanca, donde algunas interpretaciones afirman que el poli gabacho y Rick se lo van a montar fijo, por aquello de la frase: "este es el principio de una bonita amistad", que es como si Rick dijera:  "¡Andá mi vieja,  me quedé sin Ingrid Bergman, pero qué bueno que está este tío bajito con bigote y uniforme gracioso!"...
Sin comentarios.
Sobre la homosexualidad en Grupo salvaje, he oído que:
a/ Pike (Holden) y Deke (Ryan) están liados
b/ Pike y Dutch (Borgnine), están liados
c/Deke está liado con el abuelete
d/el abuelete está liado con Pike...
Les falta por sugerir que:
e/ los dos hermanos están liados entre ellos (con lo cual además ¡es incesto!)
f/ el general Mapache le hace ojitos al militar alemán...
y g/ ¡Todos se estaban tirando al pobre mejicano!...
De hecho, voy a mojarme (no me interpreten mal, no es que me esté excitando con tanta imagen orgiástica homoerótica, me refiero a tirarme a la piscina, lo que viene siendo arriesgarme a dar una opinión).
¡Extra! ¡Extra! ¡Gran exclusiva! Las hormigas que al principio de la película rodean al escorpión mientras los niños, así en plan sádico, las empujan con palos, no quieren atacar y devorar al escorpión. ¡Quieren follárselo!
¡Es un gangbang entre insectos de distintas especies en toda regla!
A ver, seamos serios, que como escuche algo de todo esto el amigo Tony Scott mientras prepara su remake de Grupo salvaje lo mismo se acuerda de su primera película como director, El ansia, aquella de los vampiros con Susan Sarandon dejándose acariciar el cuello por los colmillos de Catherine Deneuve (una de las mejores y más calientes movidas lésbicas de la historia del cine, dicho sea de paso), y la liamos parda...
En mi humilde opinión lo que pasa es que estos tíos de Grupo salvaje se quieren, y ya está.  Se tienen afecto, pero no quieren follarse unos a otros. Se tienen el afecto de estar jodidos en la misma trinchera, no de estar jodiendo en la misma trinchera.
Ahora bien, digo yo que cada cual es muy dueño de traducir las películas como mejor le parezca, faltaría más.
Yo por ejemplo, ahora que entramos en toda esta movida, lo que me creo cada vez menos de Grupo salvaje es que sean tan amigos.
Será que me va flojeando el chip de la amistad en los últimos tiempos.
Ahora, que Pike sea un Judas que deja tirado a Deke, eso sí me lo creo.
Y que Deke sea capaz de aliarse con el mismo infierno para ajustarle las cuentas a Pike por cabrón, también me lo creo. 
Yo llevo escuchando que Dutch está enamorado de Pike desde que empecé a buscar material sobre esta película siendo chaval, así que no es un gran descubrimiento lo de la idea de homosexualidad en Grupo salvaje.
Pero eso no ha hecho que me guste menos esta obra maestra de Sam Peckimpah. 
Tendría cojones.
También sigo viendo películas de Rock Hudson ligando con señoras aunque todos sabemos ya que no era su plato sexual favorito. No me importa. Sigo disfrutando mucho de Estación polar Cebra, que me parece una cojonudísima película de submarinos, con Hudson en plan héroe. Y punto. Si era gay o no era gay, ya me dirán qué coño tiene que ver eso para capitanear un submarino, echarle huevos y ponerle las peras al cuarto a las tropas del otro lado del telón de acero en un páramo helado, con nieve hasta los cojones. 
Me trae al pairo lo que haga el personal en su cama, con su pene o su vagina y en su vida privada.
Pero no nos engañemos: hay una tendencia a reinterpretar algunos largometrajes y arrear con ellos como bandera que resulta, como mínimo, inquietante.
De hecho, si nos empeñamos en ponerle un filtro gay a todo, se escaparían pocas películas.
El Ratón Mickey sería el amante del Pato Donald.
Silvestre y Piolín serían pareja de hecho.
En Beau Geste, Ray Milland se va de casa y deja atrás a la preciosa Susan Hayward para meterse en un cuartel de la Legión Extranjera con sus dos hermanos y correrse una juerga ligando con un señor gordo y un señor bajito.
Y no hablemos ya del rollito que se traen Lee Marvin y los Doce del patíbulo, o del affaire de "amor fou" que se monta Gregory Peck con Anthony Quinn con el cuento de ir a volar los cañones de Navarone (sin duda dos símbolos fálicos de no te menees...).
Al final resultará que King Kong no quería ligar con la rubia Ann Darrow, sino sólo que ésta le pasara el teléfono del capitán del barco...
Hombre, es que a este paso no se libran de la reinterpretación ni Sancho Panza y Don Quijote, ni los leones de la Cibeles, ni Oliver y Benji, ni Mortadelo y Filemón, ni Pepe Gotera y Otilio, y Astérix y Obélix ya ni hablemos.  
Y ya me veo la orgía que se puede montar cuando alguien intente hacer un cruce entre los Pokemon y los Digimon...
¿Y la que se puede armar cuando se descubra la vida sexual de los Transformers?
¿No nos estamos pasando un poco con todo a estas alturas de la película?
Si alguien quiere tacharme de homófobo, adelante. Pero no es el caso. 
Por cierto: Mesala sí quería tirarse a Ben Hur, pero Ben Hur no se enteraba de nada.

1 comentario:

Telly Chavalas dijo...

Aprovecho el tema para sacar a "colación" (vaya, quizá no debí poner eso) el tema del pobre Batman. Te has olvidado del pobre Batman y el jodío Robin. Yo siempre pensé que eran padre e hijo, más que nada porque el nota de Bruce Wayne ve cómo al Dick Grayson le pasa lo mismo que a él, es decir que le matan a los padres en sus mismas narices. Pero bueno, como tú dices cada cual traduce lo que lee y ve como más le conviene y apetece. De todas formas cuando Stan Lee comenzó a imaginar nuevos héroes se negó en rotundo a poner acompañantes adolescentes para evitar el peligro. Ah, otro ejemplo, Obiguan y el Analking Skywalker. Yo ahí si creo que hay tema, seguro. Y ya si metemos el cuarto oscuro de la fuerza y al guarrete de Palpa-tine no veas. Y el Yoda, el Yoda tiene una cara de vicioso que lo flipas. Como pille al Yar Yar verás como le deja.
Hala a cascarla, cada cual como le guste.