miércoles, 2 de mayo de 2012

FRINGE TEMPORADA 4, CAPÍTULO 20 (CON SPOILERS)

 Una cosa mala, fatal diría yo, de que coincidan todas las series que muchos estamos siguiendo a su desenlace es que nos vamos a quedar un tanto huérfanos a la vez de todas ellas.
No pasa nada. Para eso, si hemos sido previsores, habremos ido guardando capítulos de otras series que también nos gustan al efecto de empezar a devorar capítulos de las mismas de dos en dos y tres en tres. Y además ha habido incorporaciones que pueden ser curiosas en los últimos tiempos.
Yo por ejemplo tengo barbecho de Justified, tercera temporada...
Pero lo miremos como lo miremos, con el vaso medio lleno o medio vacío, lo que es incuestionable es que nos acercamos al desenlace de varias de las series más interesantes que pasan por la televisíón norteamericana.
Y se nota en la calidad de los capítulos, como es lógico.
 Ojo que a partir de aquí voy a ser algo liberal con los detalles de los capítulos que comento, así que lo mismo reviento algún spoiler, aunque sólo de este capitulo 20. Así que si alguien no ha tenido oportunidad de verlos todavía, ¿qué carajo hace leyendo esto? ¡Aborta la lectura!
Si sigues a partir de aquí, es cosa tuya.
En el capítulo 20 de Fringe, que es un prólogo perfecto para esa doble entrega final de la temporada del próximo día 11 de mayo, llegamos a un punto de ruptura, que podrían haber esquivado, pero no: le han echado narices al asunto, y han tirado millas hacia adelante, abriendo todo un nuevo abanico de posibilidades,
Quiero decir que en ese final en el que tienen que cerrar el puente que une ambos mundos podían haberse echado atrás en la última escena y dejar suspendida la intriga de por qué la máquina no puede desconectarse, pero no: han esquivado lo obvio, lo que muchos esperábamos e incluso deseábamos, porque, como dice Walter al final del capítulo, nosotros también vamos a echar de menosa  los personajes del mundo paralelo, especialmente a Olivia B (en serio: ¡Hagan una serie sólo de ese mundo!).
Sin embargo, han hecho lo que era dramática y visualmente más lógico e interesante: el plano del espacio vacío al otro lado de la sala de la máquina, justo donde antes estaban los personajes del mundo B, es un momento genial que define uno de los temas más interesantes de la serie: el aislamiento. Es como plantearse qué pasa si descubrimos que no estamos solos en el universo, y después descubrimos que hemos vuelto a quedarnos tan solos como antes?
La soledad y el aislamiento es un tema recurrente en muchas de las creaciones de J.J. Abrams, Alex Kurtzman y Robert Orci, y creo que una de las series en las que mejor lo han plasmado es precisamente Fringe.
Además hay otro momento realmente intenso y grande para la serie en este capítulo: la charla de Walter y Walter nativo, sentados en el suelo del pasillo, frente a frente, y el desenlace de la misma, recordando al emperador Marco Aurelio como anticipo del reto que han de enfrentar en el futuro, no sólo en lo referido a los dos capítulos finales de esta cuarta temporada, sino en los trece capitulos de la quinta y última temporada de la serie, que prometen ser miticos, a poco que se lo curren los guionistas. Si son listos, aprovechando esa extensión recortada a trece capítulos nos tendrán enchufados y con tensión en todas y cada una de las entregas de cada semana.
La cosa promete.
 
El tema de las despedidas de cada personaje de su "doble" es todo un ejercicio de conocimiento y fidelidasd a los personajes. La corta charla sobre mirar a los cielos de Olivia y Olivia B (¿Soy yo o cuando las ponen a las dos juntas se empeñan en que la de nuestro mundo salga menos atractiva que la pelirroja?), en la que no llegan a tocarse (Kurtzman y Orci tienen muy claro el respeto al recurso del contacto físico entre los personajes, lo que les permite dosificarlo con excelentes resultado dramáticos), o la inocente despedida del que sin duda ha conseguido convertirse en el personaje más entrañable de toda la serie en esta cuarta temporada, la versión B de Astrid, moviendo la mano como una niña asustada por lo que viene a continuación y que teme no volver a ver a su "hermana" del otro lado.
Lo mismo vale para  la despedida de Lincoln Lee y Peter Bishop...
Y ojo a la manera de introducir una intriga sobre lo que va a pasar con éste último si se apaga la máquina, y su papel como motor de toda la trama, en una estrategia argumental que cada vez está más claramente centrada en torno a ese niño perdido y el ejercicio de la paternidad...
Mucho y muy interesante en este capítulo veinte.

No hay comentarios: