miércoles, 9 de mayo de 2012

ASESINO PELIGROSO EN LA TELE Y EL ACENTO EN GUIÓN (GUIÓN, GUIÓN, GUIÓN, GUIÓN...)

 Esta mañana, de vuelta del metro, me tropiezo en la prensa gratuita con un par de cosas graciosas. Por decirlo de algún modo.
La primera es una sinopsis del capítulo de la recomendable serie de televisión Navy que emite hoy La Sexta a las seis horas. Cito textualmente: "Investigan la muerte de un hombre que se sospecha ha sido causada por un asesino peligroso..."
Y me da por preguntarme si hay algún asesino que no sea peligroso. Si el peligro no está incluido en el hecho mismo de que el fulano se dedique a asesinar. Un tipo que se dedica a cortar el césped puede ser peligroso o no, pero un asesino es peligroso por cojones, digo yo. 
Para reondear la jugada, me tropiezo con un titular de esos crispantes, con interrogantes: "¿Hay que poner tilde a las letras mayúsculas?", y leyendo la información que sigue sobre la presentación de la Ortografía básica de la lengua española de la Real Acadeemia Española acabo mosqueándome.
Vale lo de las mayúsculas, pero no me sale de las narices quitarle el acento a guión.
Me parece muy bien que en Méjico, El Salvador u Honduras la pronuncien como diptongo, pero yo le casco un guión por mis huevos.
A mis 50 años no me da la gana volver a aprender a escribir porque estos señores quieran quedar bien con la mayoría fornicándose el castellano que se habla y se escribe en el sitio donde me parió mi madre.
A nivel profesional dejaré la modificación de esa acentuación en manos de la correctora o corrector.
Suelo imaginar que es fémina, lo que posiblemente explique algo sobre mi inclinación a dejarme corregir por mujeres antes que por hombres, con lo que Freud seguramente haría palmas con las orejas organizando una teoría relacionada con alguna tara psicosexual que debe adornarme.
Y para los que piensan mal, no, no imagino que quien me corrige los guiones es una fémina clavada a Scarlett Johansson vestida de la viuda negra y no una fusta en la mano. 
El caso es que profesionalmente pueden ponerme el acento donde quiera la correctora (o corrector), pero en este blog, guión va con tilde, aunque me quede más solo metiendo ese acento que el Errol Flynn al final de Murieron con las botas puestas, con el Séptimo de Caballería.  
Y además voy a silbar la marcha de Garry Owen de esa película cada vez que le enchufe el acento a guión.

No hay comentarios: