miércoles, 30 de mayo de 2012

AQUAMAN: EL HUNDIMIENTO DE SAN DIEGO. CATÁSTROFE Y SUPERHÉROES



 Imaginen que de repente San Diego se hunde en el mar.
400.000 muertos.
Una catástrofe de enormes proporciones que sirve como punto de arranque de un tomo de Aquaman que me he tropezado rebajado a un precio moderado que es el que deberían tener los cómics de partida, porque como sigan al prohibitivo precio que tienen hoy en día la cosa se les va a poner complicada.
            Guión de Will Pfeifer. Dibujo de Patrick Glason.
            Es curiosa porque trabaja sobre la idea de la catástrofe después de la catástrofe. El hundimiento de la ciudad bajo el agua, esa American Tidal que pregona el título original, es sólo el punto de arranque.
            Luego juega bien la carta de la prospectiva, los cambios que se producen tras el hundimiento, en una clave de ciencia ficción postcatastrófica y submarina, con nuevas especies incluidas en el menú.
            Llevada por cierta influencia televisiva, rollo CSI, incluye la autopsia de un cadáver infantil vista desde la perspectiva de las vísceras del cadáver, unas viñetas curiosas. 
 
 Al final afloja un poco, se pierde en una intriga que no hace honor a su catastrófico principio, pero vale como entretenimiento de lectura, especialmente a  ese precio moderado, fruto de la rebaja que le han aplicado en una de las tiendas de cómics a las que me conduce el amigo Telly Chavalas, mi guía para la exploración de los territorios del país de las viñetas.
            

No hay comentarios: